Diez militares fueron acusados por el homicidio de dos campesinos en Concepción

Igualmente, el coronel Ávila Doria, excomandante del Batallón Pedro Nel Ospina, es investigado por otros falsos positivos.

Foto: Archivo
Foto: Archivo

A los coroneles del Ejército, Édgar Emilio Ávila Doria y Diego Padilla Ospina, y al mayor retirado de la misma institución, Carlos Andrés Nivia Serrano, les fue confirmada la resolución de acusación por parte de un Fiscal Delegado ante el Tribunal Superior de Medellín, tras la decisión proferida en primera instancia por la Dirección Nacional de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, como presuntos responsables de homicidio en persona protegida y concierto para delinquir.

A su vez, con la misma decisión fueron afectados los soldados Jorge Armando Areiza Gallego, Carlos Andrés Bedoya González, Ómar Alejandro Mejía Alzate, Juan Camilo Cortés Arias, Walter Arley Quiceno Daza, Manuel Francisco González Durán y Jorge Andrés Urango Higuita, todos orgánicos del Batallón Pedro Nel Ospina de la Cuarta Brigada del Ejército.

De acuerdo con la investigación, el 18 de abril de 2006, en la vereda La Raya del municipio de Concepción, Antioquia, hombres de la citada unidad militar simularon un combate y dieron muerte a los labriegos Víctor Manuel Correa Palacio y José Miguel Madrid Urrego.

En la actualidad, y bajo los parámetros de la Ley 600 del año 2000, la Fiscalía adelanta otras investigaciones contra el coronel Ávila Doria, excomandante del citado batallón, por la ejecución extrajudicial de varias personas en diferentes lugares del departamento de Antioquia.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario