Por fraude, tres empresarios y cuatro contadores recibieron condenas de 23 años de cárcel

Por delitos similares, ya fueron sentenciadas en Antioquia otras 18 personas, la mayoría por vía de preacuerdo con la Fiscalía.

Foto Cortesía
Foto Cortesía

Tres empresarios y cuatro contadores fueron condenados a ocho y 23 años de cárcel por haber defraudado por un valor de 280 mil millones de pesos a la Dirección Nacional de Aduanas e Impuestos Nacionales -DIAN-, informó la Fiscalía.

Los empresarios Juan Carlos Quevedo Lastra y su hermana Norma Faride, recibieron condenas de 23 y 17 años de prisión, respectivamente; en tanto que Juan Carlos Moreno Moreno fue condenado a 15 años tras haber hecho un preacuerdo con la Fiscalía.

Asimismo, el Juzgado Cuarto Penal del Circuito Especializado de Medellín, luego de una exhausta investigación por parte de agentes de la Fiscalía General de la Nación, condenó a los contadores Sandra María Ospina, Angela María Peña, Juan Fernando Serna Villa y Hugo Fernando Gravini Gonzaléz, quienes fueron sentenciados a penas de entre 8 y 19 años de prisión.

Según los investigadores, los anteriormente mencionados habían conformado una organización criminal que tenía varias empresas de papel que simulaban compras y exportaciones multimillonarias de chatarra y luego reclamaban a la DIAN la devolución del IVA, fraude que ocurrió entre 2005 y 2010.

Por tal motivo, los delitos que se les imputaron a los detenidos fueron peculado por apropiación, lavado de activos, enriquecimiento ilícito de particulares, fraude procesal  y falsedad en documento público y privado, entre otros. 

Además, la Fiscalía precisó que los delincuentes sobornaron a funcionarios de la DIAN con el fin de que facilitaran su conducta delictiva.

Así las cosas, también se les impuso una multa superior a los 160 mil salarios mínimos mensuales del año 2010, decisión de primera instancia que fue apelada por la defensa.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario