Cayó red de taxistas que estarían engañando a pasajeros con billetes falsos

Mediante artimañas, los taxistas lograban estafar a sus pasajeros con dinero falso que les costaba entre 2 mil  8 mil pesos.

Foto: ARCHIVO.

Cuatro taxistas y dos personas están enredadas en un proceso jurídico por ser los presuntos responsables de comercializar y usar billetes falsos, especialmente con los pasajeros que movilizaba en el Valle del Aburrá.

Con seis operativos de allanamiento realizados por la Dijín de la Policía Nacional en Medellín y Bello, se logró la captura de los taxistas Elkin Mario Torres Cano, Diego Darío Espinoza Espinoza, Sergio Arturo Gómez Ramirez, Pedro Luis Correa Tobón y su esposa, la comerciante Luz Mery Ramirez Seguro; además del presunto cabecilla de la organización criminal, José Francisco García Arismendi, estudiante de derecho.

Según investigaciones adelantadas por la Fiscalía, los taxistas ponían a circular los billetes falsos en las carreras, esperando la hora de abordar a un pasajero para poder proceder con el hecho ilícito.

El primer modus operandi de estos conductores era cuando un pasajero paga con un billete de alta denominación el taxista cautelosamente lo cambia por uno falso y le dice que no tiene para devolverle, así la persona queda con el dinero adulterado y se ve obligado a buscar más dinero para cancelar el servicio.

Mientras que el segundo consistía en recibir el dinero, cambiarlo por el falso sin que se percatara la víctima, y manifestar que éste era falso y procede a rasgarlo, haciendo que el incauto pague de todas maneras la carrera.

La Fiscalía también dio a conocer que “García Arismendi era el encargado de distribuir los billetes a los 4 taxistas, por lo general se reunían en vía pública en horas de la mañana y en la noche. Ramirez Seguro le guardaba y entregaba el dinero a su esposo cuando se quedaba sin dinero fraudulentos.”.

Los taxistas compraban los billetes desde 2 mil hasta 8 mil pesos, según la denominación.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario