Cárcel a presunto asesino de su pareja por no pagarle una deuda

Según dictamen de Medicina Legal, la pareja sentimental del acusado falleció por estrangulamiento.

Foto: ARCHIVO

Un conductor de 50 años de edad fue enviado a la cárcel por ser el presunto responsable del asesinato de su compañera sentimental, al parecer para no pagarle una deuda que tenía con él.

Información suministrada por la Fiscalía detalla que los hechos ocurrieron este 26 de junio, día en que Maria Aleida Marín Valencia fue ingresada a la Policlínica, pero posteriormente falleció ante la gravedad de sus heridas, causadas por asfixia mecánica, producto de estrangulamiento manual y varios golpes en su cara, según dictamen de Medicina Legal.

Al parecer, este crimen fue fraguado porque el hombre le adeudaba tres millones de pesos a la mujer y a un cuñado, valor del cual sólo pagó un porcentaje.

Ante esta situación, la mujer lo citó para el martes 27 de junio para pagar la deuda, pero no se volvió a saber nada de ella, hasta dos noches después, cuando la familia se dio cuenta que la víctima estaba como NN en Medicina Legal.

Los familiares pidieron noticias al hombre sobre la mujer, pero éste aseguraba no saber de ella, afirmando que estaba fuera de la ciudad, pero esta coartada fue desmentida por el ente acusador, debido a que Gutiérrez Ospina nunca salió de la ciudad y que incluso, el día de los hechos estuvo cerca del centro hospitalario donde llevaron a la hoy occisa.

Registros del centro hospitalario revelaron que la víctima fue llevada al centro médico en un automóvil y entregada a un camillero por el copiloto, quien se fue del lugar de los hechos caminando.

Sin embargo, ese mismo vehículo estaba en manos de su compañero sentimental, a quien la víctima lo acompañaba a trabajar en el mismo. Sin embargo, la entidad judicial informó que el acusado vivía con su esposa y su hija menor de edad.

El hombre no aceptó los cargos imputados por el delito de feminicidio agravado.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario