Óscar Suárez Mira, perseguido por la justicia por enriquecimiento ilícito

El hermano del actual Alcalde de Bello ya había tenido que responder ante la justicia por sus presuntos nexos con grupos paramilitares y narcotraficantes.

Al político paisa se le ha conectado permanentemente con las actividades de varios grupos paramilitares en el Norte del área metropolitana. Foto: Archivo.

Pese a los argumentos que presentó la defensa del excongresista Óscar Suárez Mira, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia ratificó la orden de captura y aseguramiento que reposa sobre él desde el pasado mes de noviembre de 2015, por enriquecimiento ilícito.

Este delito, al parecer, tendría relación con bandas criminales y paramilitares de varias zonas del Valle de Aburrá, especialmente en el municipio de Bello, donde la familia Suárez Mira tiene su fortín político.

Según el órgano de Justicia, la evasión del exparlamentario a las Autoridades y su falta de colaboración con las instituciones “revela su desapego por los mandatos legales y constitucionales“.

Al parecer, Suárez Mira habría recibido altas sumas de dinero provenientes de bandas criminales como los Pachelly (la de mayor hegemonía en el municipio) dedicadas al microtráfico, la extorsión y el sicariato.

De acuerdo con la Corte, la medida de aseguramiento deberá cumplirse, pues el político, que ya se ha visto involucrado en varios delitos e incluso debió pagar tres años de cárcel por sus nexos con los bloques Élmer Cárdenas y Cacique Nutibara de las Autodefensas Unidas de Colombia, ha evadido permanentemente a la justicia.

El juicio contra Óscar Suárez iniciará el próximo 12 de febrero de 2018, aunque se prevé que, nuevamente, el exsenador no asista a la audiencia.

Acerca de Redacción ElPalpitar.com

Redacción ElPalpitar.com
Somos un medio de comunicación digital. Le apostamos a estar más cerca de la comunidad e informar oportunamente los principales hechos de Medellín, Antioquia y Colombia. Comparte con nosotros esa información de interés para investigar a profundidad.

Deja un comentario