Falsas cartas a nombre de EPM están llegando a algunas casas en el Valle del Aburrá

Con el envío de la carta, buscan acceder a los hogares ofreciendo una revisión gratuita de la instalación de gas.

Foto: Cortesía
Foto: Cortesía

Mediante una comunicación, EPM alertó a sus usuarios sobre una carta que en los últimos días han recibido algunos clientes del servicio de gas natural prestado por la entidad, en la que se habla sobre la “Revisión periódica de redes de gas natural” y en las que, además, se anuncia la visita de técnicos de EPM para realizar la inspección de la instalación de gas exigida en la ley.

En el comunicado, EPM explica que “si bien ella (EPM) si envía comunicaciones en las que informa lo referente a la Revisión periódica de gas, invita siempre a los usuarios a validar en la Línea de Atención al Cliente 44 44 115 si su instalación está próxima a cumplir con el plazo para adelantar la revisión, con el fin de alinear y asegurar el servicio que se va a prestar”, apuntan.

Según se supo, en la carta enviada a los usuarios se ofrece una revisión gratuita de su instalación, algo que es “sospechoso” pues la revisión si tiene un costo que depende del organismo de inspección con la que EPM la realice.

De acuerdo con lo expresado por funcionarios de EPM, la empresa “notifica a sus clientes cinco meses antes de que se cumpla el plazo para hacer la revisión obligatoria.; y, a diferencia de lo que indica la referida carta, es el mismo cliente quien debe consultar la lista de organismos acreditados”.

Finalmente, cabe recordar que de acuerdo con la nueva reglamentación de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG), la revisión periódica de las instalaciones internas de gas domiciliario debe hacerse cada cinco años.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario