Evitar el cansancio de ciudadanos por el turismo es prioridad para Medellín

Esta problemática se evidencia en muchas capitales turísticas europeas, como Barcelona.

turistas-feria-de-las-flores
Foto: ARCHIVO.

Medellín se ha convertido en los últimos años en un destino emergente de Colombia, y por tal motivo está alerta ante el debate acerca del modelo turístico de algunas ciudades europeas, como Barcelona, que se enfrentan al cansancio de sus ciudadanos a raíz de la llegada masiva de turistas.

Si bien Medellín aún no está a la altura de las capitales europeas en materia de recepción de turistas, las autoridades desean tomar medidas preventivas para evitar lo que se evidencia en dichas ciudades. 

Con tal fin, Medellín y Barcelona han intercambiado experiencias en proyectos de transformación urbanística y social. Por tal motivo, Aníbal Gaviria, alcalde de la capital antioqueña, reconoció que sigue de cerca lo que ocurre en la ciudad española.

En el marco de la vigésimo primera Asamblea General de la Organización Mundial del Turismo -OMT-, Gaviria expresó que la visibilización de Medellín como destino turístico se ha fortalecido en los últimos cuatro años, especialmente gracias a “la amabilidad de sus gentes“, lo que, para el Alcalde, supone “uno de los más grandes activos en términos de turismo que tiene la ciudad”.

Para el Mandatario, la apertura con la que los ciudadanos de la ciudad colombiana reciben a los turistas, indudablemente, parte del pasado de Medellín, en el que debido a la violencia se vio encerrada y enclaustrada durante casi 20 años. 

Los ciudadanos de Medellín y de Colombia en general “hemos sido normalmente muy amables y amigables y, en el caso de nuestra ciudad, es como una especie de desatraso de esa época en la que estuvimos en cierto ostracismo, distinto a lo que ocurre en Barcelona y muchas otras ciudades de Europa, que han vivido por 20 o 40 años enormes niveles de afluencia del turismo”, detalló Gaviria.

En su opinión, el reto en Europa y dichas ciudades es “cómo evitar que ese cansancio de los ciudadanos se convierta en un límite para el crecimiento y para los ingresos que el turismo les genera“. Y, precisamente, Medellín debe pensar cómo prevenir desde ya los “vicios” que puedan generar dicho cansancio.

Teniendo en cuenta la experiencia de las ciudades europeas, Gaviria indicó que los errores en el ejercicio del turismo “podrían hacer perder ese enorme activo que hoy tiene la ciudad y que es la amabilidad con la que se recibe al visitante extranjero”.

Según el Alcalde, los aspectos que han contribuido, y van a seguir haciéndolo, a que en Medellín los ciudadanos quieran mantener ese espíritu de atención a los visitantes -que Gaviria llama ‘voracidad positiva’-, es, en primer lugar, el hecho de que “saben, entienden y captan en la misma conversación con el turista que él agradece ese gesto y lo va a multiplicar en el mundo”.

En segundo lugar, el ciudadano sabe que, por supuesto, ese turista está viniendo a fortalecer la economía del lugar, dejando una derrama económica que oscila entre los 250 y los 300 dólares por día y visitante. Durante el cuatrienio de mandato de Gaviria, la ciudad ha recibido 640 millones de dólares de inversión extranjera directa, lo que representa un 8,6 por ciento de incremento con respecto a los cuatro años anteriores.

En cuanto a eventos feriales, se suman más de dos mil 800 millones de dólares en expectativas de negocio, en eventos como Colombiatex o la Feria de las Flores. En total, en los últimos cuatro años Medellín ha acogido 250 eventos nacionales e internacionales, lo que supone un crecimiento del 260 por ciento con relación al cuatrienio anterior. 

El número de habitaciones, por su parte, ha crecido un 7,8 por ciento y el de camas un 10,6 por ciento. En los últimos cuatro años, adicionalmente, Medellín ha recibido más de 1,9 millones de viajeros, un 34,6 por ciento más con respecto al cuatrienio anterior, según lo que expresó el alcalde.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario