San Cristóbal sufrirá racionamiento de agua por sequía en La Iguaná

Los bajos niveles de la quebrada producto del fenómeno de El Niño, causan este racionamiento.

Foto: ARCHIVO
Foto: ARCHIVO

Este martes, EPM confirmó que el corregimiento de San Cristóbal y algunos barrios aledaños, sufrirán de un racionamiento de agua debido a una disminución de cerca del 40% en los aportes hídricos de la quebrada La Iguaná, ocasionada por los efectos del fenómeno de El Niño

Jorge William Ramírez Tirado, gerente Provisión Aguas EPM, afirmó que a causa de esta situación, “es necesario hacer una interrupciones controladas en los ciclos de prestación del servicio en el circuito San Cristóbal, Las Haacas y Pajarito, de tal manera que podamos hacer una distribución efectiva del agua entre los clientes”, anunció.

Las interrupciones incluyen ciclos diurnos y nocturnos, que se intercalarán en los subcircuitos de San Cristóbal, con cinco mil 909 clientes; y los circuitos Las Hamacas, con 325 clientes; y Pajarito, con 11 mil 412 clientes, esto con el fin de buscar isminuir al máximo el impacto sobre los habitantes en esta área de la ciudad.

“Los cortes serán anunciados a los clientes a través de los diferentes medios. Serán interrupciones que dependiendo de la disponibilidad de agua se anunciarán por sectores, por subcircuitos de tan manera que no le hagamos la interrupción a todo el total de los clientes que componen estos tres circuitos”, agregó el ingeniero Ramírez.

Para el acompañamiento de esta eventualidad, EPM dispone de cinco carrostanque para atender las interrupciones y ocho vehículos más que son dispuestos de parte de Emvarias. Además, de acuerdo con necesidades especiales, Empresas Pública de Medellín instará tanques pequeños y se realizarán determinados suministros de agua en bolsa.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario