Medellín, citada en el Atanasio para honrar al Chapecoense

Desde la Alcaldía de Medellín se convoca a un encuentro en el Atanasio en honor a las 75 personas que fallecieron y los seis heridos del vuelo en el que viajaba el Chapecoense.

Estadio-Chapecoense
Foto: CORTESÍA ALCALDÍA DE MEDELLÍN.

Como una muestra de solidaridad para Brasil, las familias de las víctimas y toda la comunidad deportiva, desde la Alcaldía de Medellín se cita a la ciudadanía para ofrecer honores en el estadio Atanasio Girardot ante la tragedia ocurrida en La Unión, Antioquia, donde fallecieron 75 personas del vuelo que traía al Chapecoense a disputar la final de la Sudamericana.

El encuentro será este miércoles, 30 de noviembre, en el estadio Atanasio Girardot, a las 6:45 p.m., misma hora en la que se había planeado disputar el encuentro de ida por la final de la Sudamericana, entre Chapecoense y Atlético Nacional.

“La Alcaldía de Medellín expresa su solidaridad con las familias y aficionados del equipo brasileño Chapecoense, tras el lamentable accidente registrado en el municipio de La Unión,  oriente de Antioquia. Por ello, invita a la ciudadanía a asistir al estadio Atanasio Girardot el miércoles, 30 de noviembre, a las 6:45 p.m. para honrar a las personas fallecidas en esta tragedia”, indicaron los voceros, por medio de un comunicado de prensa.

El ingreso al estadio será libre y se convoca a la gente para que vaya con prendas blancas, velas blancas y flores para hacer honores en un acto que incluirá un minuto de silencio.

Lea también: Alumbrado de Medellín se aplaza por tragedia del vuelo en el que viajaba el Chapecoense

Acerca de Wendy Restrepo Guzmán

Wendy Restrepo Guzmán
Siempre estoy pensando en ideas descabelladas y lo mejor es que siempre encuentro un cómplice que me ayuda a realizarlas. Me apasiona descubrir que internet es un mundo aparte, lleno de novedades... Soy 100% música, amo el teatro y valoro a todo aquel que se anima a hacer arte. Me agrada casi todo el mundo, menos esos que se creen críticos y sólo son criticones, ¡esos no!

Deja un comentario