Inescrupulosos quieren hacerse pasar por víctimas del incendio de Moravia

Las autoridades han logrado identificar a muchas de las personas que se quieren adueñar de los recursos destinados para las verdaderas víctimas.

Foto: EL PALPITAR.

Los “vivarachos” se están intentando pasar como víctimas de la tragedia ocasionada por el incendio de Moravia, hecho que genera alerta entre las autoridades que están entregando las ayudas para las familias que lo perdieron todo durante esta calamidad.

Una preocupación está latente en medio de la tragedia por el incendio de Moravia, debido a que personas inescrupulosas se están infiltrando en los censos para recibir las ayudas humanitarias que está entregando la Alcaldía de Medellín.

“Alrededor del 69% de las personas censadas inicialmente, fueron las que realmente resultaron afectadas por el incendio, es decir, el 31% no correspondía a familias afectadas“, explicó el director del Dagrd, Camilo Zapata Wills.

Es de recordar también que las víctimas que dejó el incendio denunciaron en su momento que en el medio de la conmoción aprovecharon los “dueños de lo ajeno” para hurtar los pocos elementos que lograron salvarse.

“Ellos no estaban en el incendio, no habitaban las viviendas destruidas, esto es importante porque aquí mostramos que hay personas que quieren aprovechar la situación de tragedia que vivieron, para utilizarla en su beneficio propio”, explicó Camilo Zapata Wills, director del Dagrd.

Hasta la tarde de este domingo se han logrado identificar 466 familias censadas inicialmente, se verificaron en terreno 324, para un total de 1110 personas (187 menores de 5 años, 337 adolescentes, 585 adultos).

Asimismo, se reveló que el equipo de Isvimed adelanta el censo de oferta de arrendamiento temporal en las comunas 1, 2, 3 y 4. Hasta el momento, 70 inmuebles se encuentran aptos para reubicar temporalmente familias afectadas.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario