Medellín fue declarada en calamidad pública por incendio de Moravia

A pesar de las acciones tomadas para atender a las familias afectadas por el incendio de Moravia, los inescrupulosos están tratando de “tomar ventaja” y obtener las ayudas.

Foto: EL PALPITAR.

La capital antioqueña se declaró en estado de calamidad pública por el incendio de Moravia, conflagración que dejó sin nada a un total de 471 familias este viernes 18 de agosto.

En una sesión extraordinaria del Consejo Municipal de Gestión del Riesgo, realizada en la mañana de este sábado 19 de agosto, la Alcaldía decidió declarar a la ciudad en calamidad pública, con el fin de atender a todas las personas que resultaron afectadas por la tragedia.

Ante este decreto, la administración Municipal busca agilizar la destinación de recursos para la atención y recuperación de forma inmediata, además de la etapa de recuperación y reconstrucción de la zona afectada.

“Ayer en la noche estuve en comunicación con el presidente Juan Manuel Santos, en la cual también ha dado instrucciones a su equipo para que trabajemos de manera articulada, y ya tenemos un censo consolidado”, explicó el Alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez.

Hasta el momento se han identificado 471 familias, integradas por: 748 niños, niñas y  adolescentes, 696 adultos, en total 1441 personas. 124 familias están albergadas en Institución educativa El Bosque y 186 en auto albergue.

Sin embargo, varias de las personas afectadas han denunciado la filtración de inescrupulosos para hacerse víctimas y acceder a las ayudas destinadas para la atención de las mismas.

“Lo que necesitamos realmente es mucho orden, cuando una de las personas que no hacen parte de los afectados llega acá a pedir ayuda le está quitando la oportunidad a las familias que hoy más lo necesitan”, denunció el Mandatario.

Finalmente, Gutiérrez hizo un llamado para que personas externas a la situación den información falsa a los afectados, obstaculizando de esta manera la atención.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario