Medicina Legal aún no determina la causa y manera de muerte de Miguel Ángel

La muerte de Miguel Ángel, el bebé de dos años que habría fallecido después de una golpiza, aún está en investigación por parte de Medicina Legal.

Foto: CORTESÍA.

El pasado viernes se conoció el caso de Miguel Ángel, un bebé de dos años que llegó sin vida y con signos de maltrato un centro asistencial, sin embargo Medicina Legal aún no determina la causa y manera en la que murió el menor de edad, que estaba a cargo de su madre y padrastro, quienes están bajo captura hasta el momento.

“Lo referido hasta ahora es que presenta traumas menores de tipo contundente y corto contundente que no explican la causa de la muerte y por eso la causa y la manera de la muerte están en estudio. Sin embargo, nos orienta a que se trata de una manera de muerte violenta”, indicó el director de Medicina Legal, Carlos Valdés.

El Funcionario manifestó que el cuerpo del bebé presenta traumas en el cráneo, el cuello y la mandíbula, pero no hay claridad de la causa de muerte por lo cual están realizando otros estudios de biología e histopatología, cuyos resultados se conocerán en las próximas 24 horas, esperando que den mayores indicios sobre la muerte del menor.

Carlos Valdés también pudo confirmar que en el cuerpo no hay signos de abuso sexual y los traumas que tenía sí eran recientes.

Además, el Director de Medicina Legal alertó sobre un aumento de violencia hacia los niños, pues en lo corrido de este año se han presentado 32 casos en menores, de los cuales nueve fueron cometidos por las madres, seis por los padrastro, cuatro por los padres, tres por hermanos, tres por primos y tres por otros familiares.

Acerca de Wendy Restrepo Guzmán

Wendy Restrepo Guzmán
Siempre estoy pensando en ideas descabelladas y lo mejor es que siempre encuentro un cómplice que me ayuda a realizarlas. Me apasiona descubrir que internet es un mundo aparte, lleno de novedades... Soy 100% música, amo el teatro y valoro a todo aquel que se anima a hacer arte. Me agrada casi todo el mundo, menos esos que se creen críticos y sólo son criticones, ¡esos no!

Deja un comentario