Pese a la lluvia, los feligreses le cumplieron la cita al Papa Francisco en Medellín

Más de 1.200.000 personas se reunieron en el Aeropuerto Olaya Herrera para cumplirle la cita a la fe y escucharon en vivo y en directo el mensaje del sucesor de Pedro, el Papa Francisco.

Foto: Alexander Bermúdez/ EL PALPITAR.

La lluvia acompañó las horas previas a la llegada del Papa Francisco a Medellín y puso a prueba la fe y la fortaleza de los más de 1.200.000 asistentes al Aeropuerto Olaya Herrera y quienes se ubicaron en los alrededores, que además debieron esperar más de media hora del tiempo estimado, ya que por las condiciones climáticas el Papa debió trasladarse por tierra desde Rionegro.

En sus primeras palabras para los asistentes pidió excusas por el retraso y destacó que los feligreses hayan sabido esperar, pese a las condiciones.

Los feligreses recibieron con amor, alegría y mucha emotividad el saludo del sucesor de Pedro durante el recorrido en el papamóvil, antes de iniciar la misa campal. Pancartas, carteles, pañuelos, banderas, gritos y aplausos fueron otras expresiones de las personas que se reunieron en el Olaya Herrera.

Bienvenido Papa Francisco fue uno de los mensajes reiterados en los carteles de los asistentes al Aeropuerto.

La previa

Foto: Alexander Bermúdez/ EL PALPITAR. 

El ingreso para los asistentes se habilitó a las 7:00 p.m. del viernes, 8 de septiembre, y aunque algunas personas se quejaron de la logística a la hora de entrar a coger un puesto, la percepción general de los ciudadanos fue positiva. Carpas, colchonetas, cobijas y alimentación fueron algunos de los elementos aliados de todas estas personas.

Hasta la ciudad llegaron visitantes de otros lugares de Colombia como Caldas, Cali, Pereira y de países vecinos como Bolivia, Ecuador, México y Perú; todos ellos con un mismo propósito: ver y escuchar al Papa, pero cada uno con una petición especial y personal. Por ejemplo, Ana María Jiménez, quien viajó desde La Dorada-Caldas junto con su esposo, lo hizo para recibir su bendición y pedir por la conversión de su familia y el matrimonio.

Según datos suministrados por la Alcaldía de Medellín, el viernes, previo a la llegada del Papa Francisco, entraron a Medellín 28.553 personas por la Terminal del Norte desde diferentes departamentos del país y municipios de Antioquia. Se trata de 3.000 personas más de las que habitualmente llegan a la ciudad los viernes.

Desde el Metro de Medellín también reportaron que hasta las 6:00 a.m. se movilizaron por este medio de transporte 1.293.000 personas.

Visita del Papa Francisco: Fortalecimiento de la fe

Foto: Alexander Bermúdez/ EL PALPITAR.

Como se ha destacado desde que se anunció la visita del Papa Francisco a Colombia, Antioquia es fuente de vocación religiosa y precisamente ese era el tema para tratar en la ciudad: la vida cristiana como discipulado.

José Aníbal Rojas Bedoya, sacerdote de la Arquidiócesis de Medellín, recordó que sólo en la ciudad hay cuatros seminarios donde se forman los jóvenes para sacerdotes y “prestar su servicio ministerial no sólo en Medellín, sino en distintas partes del mundo”.

Uno de los momentos más emotivos durante su estadía en el Olaya Herrera fue el saludo y abrazo con los seminaristas. El encuentro con sacerdotes, religiosos, consagrados, seminaristas y sus familias también será un momento muy especial.

Pero el mensaje también es para los feligreses, quienes con su asistencia confirmaron el fortalecimiento de la fe. Jóvenes, adultos y público en general se hicieron sentir.

En este aspecto, el sacerdote Rojas Bedoya destacó el trabajo previo de los sacerdotes de las parroquias, las comunidades religiosas en los colegios y en todos los espacios en donde se compartió el mensaje y la preparación espiritual para recibir el Papa Francisco.

“La Iglesia tiene las puertas abiertas”, fue uno de los mensajes que dio el Papa Francisco, quien resaltó que la “la Iglesia no es nuestra, es de Dios”, por lo que todos tienen cabida.

También se refirió a la renovación, en la cual enfatizó que muchas personas tienen hambre de Dios y que como cristianos se debe ayudar a las personas a saciarse de Dios, no impedirles o prohibirles el encuentro.

Acerca de Luz Avané Cataño Raigoza

Luz Avané Cataño Raigoza
Comunicadora social y periodista, enamorada de las buenas historias. Emprendedora y convencida de todo lo que uno se propone en la vida lo puede lograr, la clave está en rodearte de las personas correctas y nunca dejar de soñar. Mi gran tesoro, mi familia.

Deja un comentario