Quebradas de Belén, corrientes hídricas que se merecen preservar

Medellín cuenta con 4.200 quebradas, para una distancia total de 1.888 km de red hídrica.

quebada1
Aunque hay temas por mejorar, la ciudadanía considera que se ha hecho un buen trabajo en el cuidado de éstas. Foto: EL PALPITAR.

El comuna 16 Belén, las fuentes hídricas y en especial sus quebradas, han sido bastiones del progreso y armonía con el territorio, pero hoy en la actualidad, han sido lugares en donde personas depositan sus basuras y desechos.

Los habitantes de la comuna 16 han luchado por crear un entorno saludable para sus hijos y peatones, con el fin de que sus quebradas tengan una corriente óptima y no se vuelvan a presentar inundaciones provocadas por taponamientos.

“Últimamente se ha visto mayor cultura y cuidado de las quebradas por parte de los habitantes, pero antes tenían un botadero de basura, donde actualmente hay unos árboles plantados, pasaban muchos habitantes de la calle y viciosos quienes dejaban sus basuras en el lugar, ahora todo ha mejorado y se ha visto la mano de las autoridades”, expresó Ernesto Manzano, persona que diariamente visita a sus familiares en el barrio Belén Granada.

Según cifras de la Alcaldía de Medellín, hasta 2014, en esta comuna hay cerca de 200 mil habitantes y más de 70 mil viviendas, ubicadas en los 21 barrios que la componen, territorio que siempre ha tenido entre sus fortalezas, una topografía plana, por donde pasan las siete quebradas que posee.

En términos de proporción y según estudio del Plan de Desarrollo Local fase 2 de la comuna, la quebrada  La Picacha es la de mayor cobertura con un 39%, seguido de la Altavista, con un 26% y La Guayabala con 11%, siendo estas tres, las más representativas.

Quebradas, tema fundamental para la Administración Municipal

Por su parte, la Alcaldía de Medellín viene trabajando en la recuperación y mantenimiento de las quebradas, así como programas encaminados a la cultura ciudadana y el cuidado de los afluentes que atraviesan los diferentes sectores de la comuna.

“Desde la Secretaría de Medio Ambiente tenemos que procurar la capacidad hidráulica de esas corrientes, es decir, que tengan la capacidad de fluir libremente, a partir de la limpieza y remoción de elementos en los cauces, prueba de ello es la destinación de recursos cercanos a los 12 mil millones de pesos en este año para realizar estas labores”, expresó Arbei Osorio, subsecretario de Recursos Naturales y Renovables.

Asimismo, el funcionario destacó que hay un total de 50 personas facultadas para llevar a cabo estos planes  y proyectos de mantenimiento y cuidado, separados en tres líneas de labores, diseño y supervisión de interventorías; profesionales encargados de velar por la calidad de los afluentes y los encargados de la silvicultura en la ciudad.

El Concejo trabaja por evitar contaminación e inundaciones

Desde el Concejo de Medellín se viene trabajando en un acuerdo llamado “Las Quebradas Recuperan su Cauce Natural”, que consiste en reubicar aquellas viviendas que están construidas a menos de 20 o 30 metros de las orillas, además de un trabajo firme en la recuperación y limpieza de las mismas, que según el concejal Oscar Hoyos, se piensa que la quebrada es una red de alcantarillas.

“En las quebradas se está presentando un vertimiento directo de líquidos y sólidos, entonces en que se están convirtiendo, en unas alcantarillas porque en estos momentos no hay un tratamiento de éstas como debe de ser, teniendo como consecuencia, la contaminación y la pérdida de pureza de éstas”, expresó el corporado, quien fue el proponente de esta iniciativa

Asi pués, las quebradas que pasan por el territorio de la comuna 16, tales como la Altavista, Chorro, El Saladito, La Guayabala Sur y La Guayabala Norte, La Pabón y La Picacha, deben ser cuidadas tanto por la administración municipal como los mismos habitantes, quienes deben ejercer una labor pedagógica dentro de su población.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario