El Alto de San Miguel ya es un área protegida de Antioquia

Con esta declaratoria, el Alto de San Miguel se suma a las otras 39 áreas protegidas que hay en el departamento.

Alto_San_Miguel1_Declaratoria
El río Medellín nace en el Alto de San Miguel. Foto: EL PALPITAR.

Después de cuatro años, tiempo que duró el proceso, el Alto de San Miguel fue declarado como área protegida del Departamento. Esta zona forestal, que está ubicada en el municipio de Caldas y lugar de nacimiento del río Aburrá-Medellín, es el territorio número 40 en ser declarado como área natural en Antioquia.

En la mañana de este miércoles 5 de octubre la Gobernación de Antioquia y Corantioquia firmaron el acta en el que se declara como área natural protegida al Alto San Miguel, un territorio que cuenta con el 10% de la biodiversidad de Colombia.

“Esta figura es muy importante porque esta zona alberga una cantidad importante de fauna y flora silvestre, además de una serie de servicios de vital importancia para el municipio de Caldas y el Valle del Aburrá”, destacó Alejandro González, director de Corantioquia.

Asimismo, el funcionario destacó que con esta declaratoria beneficiará a más de 40 millones de habitantes en los diez municipios del Valle del Aburrá porque se garantiza la provisión de agua para el sostenimiento de la población, ademas de las labores culturales y eco-turísticas que generan la misma.

Este territorio que cuenta una extensión de 1.622 hectáreas, alberga 130 especies de mariposas y 162 clases de aves, animales que ayudan a “florecer esta zona” por ser dispersores de semillas y alimentos para los mamíferos y anfibios que habitan en el territorio, máxime si esta área está conformada por bosques de niebla.

Declaratoria para frenar amenazas

Sin embargo, el Alto de San Miguel aún sigue siendo amenazado por prácticas ilícitas que realizan los turistas en esta zona, situación que viene siendo denunciada por los mismos habitantes de la vereda La Clara.

Alto_San_Miguel2_Declaratoria
Foto: EL PALPITAR.

“Las principales amenazas que tenemos son los mismos turistas porque son muchos los que vienen y son difíciles de controlar, tales como el lavado de vehículos en la parte alta del río, el mal manejo de residuos sólidos y la extracción de fauna y flora”, señaló Luis Felipe Molina Rojas, líder social y ambiental de la vereda La Clara.

Ante esta situación, Molina solicitó a las autoridades municipales y ambientales para que sigan generando labores de pedagogía con los turistas y haya mayor control en el ingreso y salida de los mismos en el área protegida.

Con esta declaratoria, el Alto de San Miguel se convierte en el undécimo ecosistema protegido en la jurisdicción de Corantioquia y en el número 40 del departamento. No obstante, parece que ese número incrementará en los próximos días.

“Esperamos que en corto y mediano plazo vamos a seguir consolidando territorios no solo con Corantioquia sino con todas las autoridades ambientales del departamento. Por ejemplo estamos en estudios para declarar como área protegida a Cacique Noria en el municipio de Anorí”, declaró Lucy Rivera Osorio, Secretaria de Ambiente de Antioquia.

Se espera que esta área cuente con una protección especial por parte de todos los actores civiles y gubernamentales para poder seguir afianzando los territorios naturales sin minería, sin zonas comerciales y sin contaminación.

Además, entre los beneficios tras la declaratoria como área protegida bajo la figura de Reserva Forestal Protectora Regional, están “preservar las áreas de ecosistemas de bosques altoandinos por su importancia en la regulación del recurso hídrico, hábitat de especies de flora y fauna, captura de CO2, belleza paisajística, educación ambiental y espacios para la investigación”.

También se busca conservar la oferta de bienes y servicios ambientales que provee el Alto de San Miguel. 

Lea También: El Alto de San Miguel se protegerá como Distrito de Manejo Integrado

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario