Cacica Noría de Anorí, declarada área protegida por su riqueza natural

Más de mil especies de flora e igual cantidad de fauna hacen que Cacica Noría sea ese paraíso anhelado que haga frente a la amenaza de la minería ilegal y la ganadería extensiva en el municipio de Anorí, Nordeste de Antioquia. 

Sig Ant
anorí_rio_naturaleza9
La riqueza hídrica de esta área eclosiona todo un ecosistema. Foto: EL PALPITAR.
anorí_rio_naturaleza8
Foto: EL PALPITAR.
anorí_rio_naturaleza7
Foto: EL PALPITAR.
anorí_rio_naturaleza6
Foto: EL PALPITAR.
anorí_rio_naturaleza5
Foto: EL PALPITAR.
anorí_rio_naturaleza4
Foto: EL PALPITAR.
anorí_rio_naturaleza3
Foto: EL PALPITAR.
anorí_rio_naturaleza
Foto: EL PALPITAR.
anorí_rio_naturaleza2
Foto: EL PALPITAR.
Sig Ant

El municipio de Anorí tiene ahora una reserva natural protegida gracias a la declaratoria del Cerro Cacica Noría, un lugar donde florece la vida de la flora y fauna silvestre, propia de la biodiversidad de Colombia. 

La declaratoria la realizó la Corporación Autónoma Regional del Centro de Antioquia-Corantioquia, como Distrito de Manejo Integrado–DMI. El cerro Cacica Noría es una reserva forestal de 5.200 hectáreas de bosque, que alberga un sinfín de animales y árboles de diversas especies, además de contar una gran riqueza hídrica, vital para esta región del Nordeste antioqueño.

“Es un área de 5.200 de hectáreas de bosque que se caracteriza por una riqueza notable de fauna y flora, además de contar con una gran cantidad de especies endémicas y además cuenta con una riqueza hídrica única”, dijo Juan Lázaro Murillo, profesional especializado en ecosistemas de Corantioquia.

“Esta declaratoria permite proteger estas áreas que no solo va a brindar hábitats para la conservación de las especies, sino para proveer de servicios ambientales a la comunidad, no solo en el municipio sino en el departamento”, explicó el funcionario de la Corporación. 

En este lugar se han identificado 1.350 especies de flora y se ha logrado registrar 750 especies de aves, 194 mamíferos y alrededor de 90 reptiles e igual número de anfibios.

Según lo informó Alejandro González valencia, director General de Corantioquia, Cacica Noría es el área protegida número 12 en jurisdicción de Corantioquia y la segunda declaratoria que se hace en 2016, despúes del Alto de San Miguel. 

Las especies endémicas también aportan a la riqueza en biodiversidad de este lugar. Por ejemplo, el arrierito antioqueño, una especie de ave, en el único lugar del mundo que se encuentra es en Anorí

Comunidad, a trabajar para proteger este ecosistema

“Para ello es muy importante que el municipio de Anorí tenga una reserva especial y para la conservación, mediante una figura legal importante para la comunidad porque ellos se sensibilizaron y se educaron, viendo que hay unas áreas protegidas pero que ellos también pueden aprovechar racionalmente estos recursos de forma sostenible”, destacó Juan Lázaro Murillo.

anorí_rio_naturaleza4Y es que es la misma comunidad la que debe ser veedora de esta área, la cual se ha visto amenazada por la minería ilegal y la caza furtiva, además de otras actividades como la tala de bosques y la ganadería extensiva.

“Con la misma comunidad hay que formular proyectos desde sus necesidades, o sea, desde el gran atractivo del escenario natural y potenciarlo como turismo ecológico, además de otros factores como la gastronomía y las actividades agrícolas sostenibles”, exaltó Silvia Echeverri Marín, Secretaria de Medio Ambiente de Anorí.

Un hogar privilegiado pero con amenazas

Además de contar con las riquezas anteriormente mencionadas, en la región vive una especie de ave única en el mundo que es el Arriero Antioqueño, un animal único que ha cautivado a turistas nacionales y extranjeros por su rareza y por su precario estado de extinción.

Para poder enfrentar esta amenaza y otras equivalentes en esta región, la Mesa Ambiental de Anorí trabaja de la mano de la comunidad para lograr una articulación y además, un trabajo mancomunado en pro deanorí_rio_naturaleza5 Cacica Noría.

“Uno de los mayores desafíos es educar a las personas para que protejan los bosques, también promover el cuidado de los felinos respetando sus presas, porque al no tener su alimento natural se trasladarán hacia lugares habitados por los humanos”, advirtió Felipe Metaute, coordinador de áreas protegidas de Anorí.

Finalmente, el guardabosques dejó en claro las especies más llamativas que se pueden observar en esta región que, con esta declaratoria, podrá prosperar y potenciar sus recursos para incentivar el turismo y la alegría natural.

“Roble Negro es uno de los más llamativos, el abarco y comino crespo; y por parte de fauna las más llamativas tenemos el jaguar, el puma y también tenemos el oso andino o de anteojos”, destacó Metaute.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario