Polémica en Marinilla por procedimiento para aplicar eutanasia a caballo atropellado

Testigos aseguraron que el caballo estuvo mucho tiempo sufriendo, mientras que el médico veterinario que atendió el caso argumentó que no tenían la cantidad suficiente de la medicina para aplicar  la eutanasia.

caballo_marinilla
El animal tuvo que ser trasladado en un camión hacia el matadero. Foto: CORTESÍA.

En el municipio de Marinilla continúa la polémica por las actuaciones de las autoridades para atender a un caballo que fue atropellado en la autopista Medellín – Bogotá, hecho por el  que tuvo que ser eutanasiado.

La molestia de algunos habitantes del municipio radica en que el animal estuvo por más de tres horas a orillas de la vía con las lesiones, además de aplicarle la eutanasia al animal en el Matadero Municipal.

“Entiendo las razones por las que se hizo en sacrificio pero si sería bueno mermar el tiempo de respuesta, ya que ocasiona mucha molestia no sólo a los transeúntes sino a aquellos que sentimos el dolor ajeno del animal”, declaró una de las personas que presenció este hecho.

Ante estos reclamos se pronunció el médico veterinario Ramón Ramírez, quien atendió el caso y argumentó que el animal tuvo que ser trasladado porque en el momento no contaban con la cantidad necesaria de medicina para aplicar el procedimiento.

“El equino presentaba fractura en ambos miembros posteriores. Lamentablemente no había nada por hacer. Se debía eutanasiar. Por ende, requerimos Eutanex, la cual necesita de altos volúmenes por el peso del animal. Producto del que solo se contaba con 20 centímetros y no había forma  de conseguirlo en el momento”, dijo el médico veterinario.

Asimismo, la Alcaldía de Marinilla informó a través de un comunicado que investigarán en detalle este caso, pero respaldó las actuaciones de las personas que atendieron la situación.

“Se analizará detenidamente este caso para mejorar los planes de contingencia ante eventualidades similares. De la misma manera se valora el trabajo animalista de las personas y organizaciones de la localidad”, destacó la Administración.

Para la corporación animalista de Marinilla, Corpolatido, el proceder de las personas con el caballo fue acorde con las necesidades del animal, que finalizó con el sufrimiento del caballo, cuyo dueño nunca apareció.

“Esta eventualidad fue atendida por el señor Ramírez basado en sus conocimientos y en poder finalizar el dolor, si hubiera sido eutanasiado en el lugar de los hechos sería de un disparo, un hecho que genera susceptibilidades”, explicó Jhon Jairo David, revisor fiscal de la corporación.

En lo corrido que va de este año, esta corporación ha atendido a tres animales atropellados en la autopista Medellín Bogotá.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario