La biodiversidad de la Ciénaga de Barbacoas ahora está protegida

El Distrito Regional de la Ciénaga de Barbacoas, en Yondó, es la nueva área protegida de Antioquia con más de 32.000 hectáreas de extensión.  

En la Ciénaga de Barbacoas se forman espejos de agua como Ciénaga Chiquita, Ciénaga Grande y Santa Clara. Foto: EL PALPITAR / Luz Avané Cataño.

La sala cuna de los peces, así es conocida la Ciénaga de Barbacoas en el Magdalena Medio. Los mismos pobladores explican que allí es donde se reproducen estas especies para luego salir al río y proveer a los pescadores, así que si en la Ciénaga no hay peces, mucho menos los encontrarán en el Magdalena.

De ahí nace la importancia de conservar este ecosistema, que además de proveer alimento y trabajo para las comunidades, cumple un papel fundamental para la región y el país en la regulación de los caudales.

Este territorio que además es hábitat de especies en peligro de extinción como el manatí, la tortuga de río, y el paujil pico azul fue declarado Distrito Regional de Manejo Integrado Ciénaga de Barbacoas.

La declaratoria de esta nueva área protegida se dio gracias al trabajo entre Corantioquia, la Alcaldía de Yondó y la Gobernación de Antioquia, proceso que se venía adelantando desde hace dos años, aunque la intervención en el territorio se realiza desde hace seis.      

Según lo destacó Alejandro González Valencia, director de Corantioquia, las comunidades han sido grandes protagonistas en el proceso de protección de este ecosistema, por lo que además de conseguir su sustento con actividades como la pesca, también podrán obtener recursos como guardianes de la ciénaga con limpiezas de buchón de agua y la conservación de la flora y la fauna que hay en la zona. 

 Importancia de la declaratoria

Los campesinos son clave en la limpieza, recuperación y restauración de los caños y de los espejos de agua. Foto: EL PALPITAR / Luz Avané Cataño.

La Ciénaga de Barbacoas alberga especies de fauna con alguna amenaza como el manatí, la tortuga de río, el mono araña, el bagre rayado, el paujil pico azul; y de flora como el comino, el sapán y el abarco.

Con la declaratoria, de acuerdo con Luis Pérez Gutiérrez, gobernador de Antioquia, este territorio se convierte en patrimonio del país. Así se llega a las 665.000 hectáreas protegidas en Antioquia.

“La meta es llegar a las 1.000 hectáreas protegidas”, manifestó el mandatario departamental. Esa conservación va de la mano de estrategias para el desarrollo de las comunidades como el modelo de pago por servicios ambientales, ya que los campesinos son clave en la protección.

Daniel Vásquez Maldonado, presidente de la Junta de Acción Comunal de Bocas de Barbacoas, expresó su felicidad y la de la población por la intervención de las autoridades en el territorio. El líder campesino espera que eso signifique desarrollo para sus habitantes y que les cumplan con los compromisos adquiridos tanto para la conservación, como para mejorar su calidad de vida.

En esa misma línea, desde Corantioquia se destaca el trabajo con las comunidades para incentivar la producción sostenible a través de la reconversión de los sistemas productivos en las áreas de influencia.

Para el caso de la Ciénaga de Barbacoas, estas actividades se realizan con el Aula Flotante, una lancha móvil de la Corporación para fomentar la educación ambiental en zonas a las que no pueden acceder por tierra.

Acerca de Luz Avané Cataño Raigoza

Luz Avané Cataño Raigoza
Comunicadora social y periodista, enamorada de las buenas historias. Emprendedora y convencida de todo lo que uno se propone en la vida lo puede lograr, la clave está en rodearte de las personas correctas y nunca dejar de soñar. Mi gran tesoro, mi familia.

Deja un comentario