Las mascotas también sufren la tragedia de Moravia

A pesar de los esfuerzos de los vecinos y rescatistas, varios animales fallecieron durante el incendio de Moravia.

Los animales fueron trasladados en jaulas. Foto: El Palpitar.

El incendio del barrio Moravia ha dejado una estela de destrucción y más de 400 familias damnificadas, quienes perdieron todas sus pertenencias, pero la tragedia también tocó a las mascotas de los residentes.

Los animales de compañía también comparten el dolor y el sufrimiento por el incendio que afectó a 1.441 personas, según el censo realizado por las autoridades desde que se generó la emergencia.

Hasta el momento se han registrado los fallecimientos de nueve animales durante el incendio, tres perro, cinco gatos y un pájaros, especies que fueron halladas calcinadas entre los escombros y cenizas que dejó la gran conflagración.

Sin embargo, el centro de Bienestar Animal logró rescatar a ocho perros y siete gatos, quienes fueron rescatados por las autoridades y atendidos en el mismo lugar, mientras que las familias damnificadas también entregaron de manera temporal al centro para que los cuiden en estos momentos tan precarios.

“Logramos atender los animales de forma oportuna con el apoyo de la Secretaría de Medio Ambiente y La Perla, donde serán examinados, desparasitados y se realizarán las debidas labores de esterilización”, dijo el Alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez.

Las mascotas estarán en La Perla mientras que sus dueños se intentan reponer de la tragedia, la cual se han maximizado, hasta tal punto de declararse la ciudad en calamidad pública.

Hasta el momento han sido censadas 471 familias, integradas por: 748 niños, niñas y  adolescentes, 696 adultos, en total 1441 personas. 124 familias están albergadas en Institución educativa El Bosque y 186 en auto albergue.

Foto: El Palpitar.
Foto: El Palpitar.
Foto: El Palpitar.

 

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario