Alerta por presunta venta de hipopótamos en el Magdalena Medio

Corantioquia y Cornare recibieron denuncias ciudadanas de la presunta venta de hipopótamos en esta subregión antioqueña, por lo que hicieron un llamado a las autoridades competentes para que revisen el caso.

Foto: CORTESÍA.

En alerta se encuentran las autoridades ambientales en la subregión del Magdalena Medio, por la presunta venta de hipopótamos, específicamente en el municipio de Puerto Nare.

Según informaron Cornare y Corantioquia, por medio de un comunicado, este caso se conoció a través de denuncias anónimas, sustentadas en imágenes.

“Inmediatamente se conoció la denuncia, un equipo técnico de ambas entidades se desplazó a la zona, para ubicar el lugar donde está el animal, verificar el estado de salud y proceder a su rescate, ya sea para llevarlo de nuevo a la Hacienda Nápoles o según la pertinencia, podría entregarse a uno de los zoológicos en el territorio nacional que han manifestado su interés por conservarlo”, informaron las Entidades.

Según la información preliminar, los compradores serían personas de los Llanos Orientales, quienes estarían ofreciendo dinero por el ejemplar que fue capturado, y que quedó registrado en las fotografías.

Es de recordar que estas especies no son mascotas y que según lo han reiterado las autoridades ambientales, es peligrosa por ser uno de los animales más territoriales de la naturaleza, por su fuerza y su agresividad.

Además de la comisión técnica, las autoridades ambientales hicieron un llamado a la Policía Nacional y a la Fiscalía para que hagan frente al caso y se apliquen las sanciones correspondientes por el tráfico de fauna, si se corrobora la venta de hipopótamos en esta zona del Departamento.

 

Acerca de Luz Avané Cataño Raigoza

Luz Avané Cataño Raigoza
Comunicadora social y periodista, enamorada de las buenas historias. Emprendedora y convencida de todo lo que uno se propone en la vida lo puede lograr, la clave está en rodearte de las personas correctas y nunca dejar de soñar. Mi gran tesoro, mi familia.

Deja un comentario