Según el papa Francisco, a veces el divorcio es “inevitable”

“Es verdad que hay casos en los cuales la separación es inevitable. A veces puede volverse incluso moralmente necesaria…”.

papa_francisco
Foto: Archivo

El papa Francisco dedicó su parlamento en la Audiencia General de este miércoles 24 de junio a reflexionar sobre las heridas en la familia y su impacto en sus miembros. En la parte final de la alocución, el máximo jerarca de la iglesia Católica se refirió a los casos en los que las separaciones pueden ser “inevitables”.

El Santo Padre dijo que “cuando el hombre y la mujer se transformaron en una sola carne, todas las heridas y todos los abandonos del papá y de la mamá inciden en la carne viva de los hijos”.

Igualmente, afirmó que “es verdad que hay casos en los cuales la separación es inevitable. A veces puede volverse incluso moralmente necesaria, cuando precisamente se trata de sustraer al cónyuge más débil o a los hijos pequeños, a las heridas más graves causadas por la prepotencia y por la violencia, por el desaliento y por la explotación, por la ajenidad y la indiferencia”.

El Papa dijo luego que “a nuestro alrededor encontramos diversas familias en situaciones así llamadas irregulares – no me gusta esta palabra – y nos hacemos tantas preguntas. ¿Cómo ayudarlas? ¿Cómo acompañarlas? ¿Cómo acompañarlas para que los niños no se vuelvan rehenes del papá o de la mamá?”.

Este mensaje del Papa llega luego de que el Vaticano presentara un documento que guiará en octubre el sínodo mundial de obispos, en el que la temática principal estará dedicada a la familia y en el que se propone “acompañar a los divorciados y a las familias con hijos gais”.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario