La crisis en Venezuela, ¿se le cayó el imperio a Maduro?

Para el sociólogo alemán, Heinz Dieterich, la situación de Maduro es de caída inminente.

Foto: Cortesía
Nicolás Maduro. Foto: CORTESÍA.

El 8 de marzo del año 2013, justo tres días después de la muerte de Hugo Chávez, llegó a la presidencia de Venezuela como encargado, Nicolás Maduro Moros; en ese momento, la historia de la revolución venezolana tomó un rumbo diferente, en apariencia, al que llevaban con Hugo Chávez.

“Allí se va a sentar un Gobierno de dignidad, que viene a buscar grandes cambios a favor de la humanidad. No viene a ver el escaño donde se dan las órdenes, a nosotros nadie nos da órdenes (…) es la Venezuela que se siente libre, independiente, bolivariana”, afirmaba maduro por aquellos tiempos cuando apenas comenzaba su labor como Mandatario.

Sin embargo, las cosas fueron desmejorando. Sus modificaciones en políticas económicas, por ejemplo, y la disputa con los miembros visibles de la oposición, han degenerado en un caos territorial, con enfrentamientos, muertos, saqueos y una estela de pobreza que se expande por la nación bolivariana.

La crisis económica es la crisis del hambre

Foto: Cortesía
Foto: CORTESÍA.

“Yo tengo 84 años y hago colas, colas y colas para conseguir la comida. Quiero comprar lo que encuentre, no me importa… tengo hambre”, manifestó una anciana mujer entrevistada por el Canal NTN 24, en una de las interminables filas que en los mercados de Venezuela se suelen hacer.

La mujer, con la cédula en la mano, espera por un momento para poder hacerse a sus alimentos. Y tiene la cédula en la mano, porque en Venezuela se compra de acuerdo con el número de cédula y el acceso es a determinados alimentos.

“Esta es una revolución en donde las personas más vulnerables y desprotegidas, reflejan la situación que millones viven actualmente en Venezuela: hambre, desesperación, angustia, porque en cualquier momento las pueden matar”, afirmó el analista Jairo Libreros. Y es que en Venezuela la pelea es entre comer o perder la vida durante los saqueos o por los interminables problemas de seguridad en las calles.

Por otra parte, Luis Vicente León, economista y presidente de la encuestadora Datanalisis, realizó un examen sobre la economía en el país caribeño, en el que destacó la falta de acción del Gobierno venezolano como uno de los factores influyentes en la crisis.

“El problema radica en la falta de confianza de los actores en el bolívar, en una inflación que no para y que parece ir haciendo un circuito infinito, sin que nadie tome decisiones serias para mandar un mensaje de que va a resolver el problema. El Gobierno no asume un modelo de ajuste, no asume un modelo de cambio. Los únicos discursos son políticos y no económicos en el plano de la racionalidad y eso amplifica todas las distorsiones y también las inquietudes que el mercado tiene”, afirmó León.

Al parecer, el problema económico en Venezuela aún no llega a su climax y los términos a través de los cuales la inflación sigue su ascenso, parecen no tener un límite o llegar a un punto en el que comiencen a presentar un decrecimiento.

¿Se le cayó el imperio a Maduro?

Foto: Cortesía
Foto: CORTESÍA.

De acuerdo con el sociólogo alemán, Heinz Dieterich, un conocido académico quien en tiempos de Hugo Chávez hizo popular el término “Socialismo del siglo XXI”, la situación de Maduro es de caída inminente, y de su mano, la de los hermanos Castro, quienes desde siempre han sido tildados como los verdaderos gobernantes de Venezuela y con una influencia máxima durante el periodo de mandato del fallecido Chávez.

“Cuando tu estás en el gobierno y tu política no garantiza el futuro de ese Gobierno, hay dos posibilidades de modificar esa situación: dentro del partido de poder, pueden haber fuerzas que dicen ‘hay que cambiar’ o modificar al menos el gabinete para preservar el poder y si no se hace esto, lo que llega es una toma formal del poder por parte de los militares para convocar a nuevas elecciones”, dijo el Director del Centro de la Transición, de la Universidad Autónoma Metropolitana de México.

Apunta además el profesor Dieterich, que si Nicolás Maduro no inicia un proceso de reformas estructurales de inmediato, su caída será inminente. “Esa es la condición si él no toma las medidas para resolver la situación Nacional”.

En Venezuela hay una gran ceguera del Gobierno frente la situación del país y las políticas de Maduro son muy simplistas, acota el profesor Heinz. Maduro “en lugar de dividir a las fuerzas opositoras y hacer acuerdos con los sectores razonables y conciliables, lo que hace con su belicismo es aglutinar esas fuerzas y hacerlas crecer”. Así afirma Dieterich lo que para él es un contrasentido político en la forma de gobernar de Maduro.

Con los resultados del Gobierno de Maduro, según Dieterich, los días del chavismo están llegando a su fin. “Lo que se vivió con Hugo Chávez es cosa del pasado y el gobierno de Maduro es una transición”.

Y mientras la transición se da, los venezolanos siguen esperanzados en que no se siga pasando consecutivamente de la opulencia al deterioro; del deterioro a la escases; de la escases a la pobreza y de la pobreza a la miseria. Porque si las cosas para el pueblo son pocas, lo que ofrece el Gobierno al pueblo, es mínimo.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario