El Vaticano simplificará el proceso para anular el matrimonio

La determinación destrabaría un proceso que a más de demorado era costoso.

Foto: Cortesía
Foto: Cortesía

El mismo papa Francisco confirmó este martes que la Iglesia Católica simplificará radicalmente el proceso para anular el matrimonio católico, proceso que en muchos casos tardaban entre tres y cinco años y costaba entre ocho y 15 millones de pesos.

De acuerdo con la información suministrada por la Santa Sede, Francisco reafirmó la enseñanza tradicional de la “indisolubilidad del matrimonio”, pero racionalizó los procedimientos de anulación que muchos consideran engorrosos, largos, obsoletos y caros.

Para el Vaticano, esta es una iniciativa que muestra de nuevo su deseo por mostrar una Iglesia más misericordiosa con los católicos en dificultades.

El “Decreto de Nulidad”, como se conoce en el común de las personas, consiste en una declaración que determina que el matrimonio no fue válido de acuerdo con las leyes de la Iglesia. En dicha declaración, se estipula que se incumplieron ciertos requisitos previos como la libre voluntad, madurez psicológica o disposición para tener hijos.

Francisco, finalmente, afirmó “que los procedimientos necesitaban acelerarse para que los católicos que buscan divorcios aprobados por la Iglesia no sean oprimidos durante largo tiempo por las tinieblas de la duda sobre si podrían haber anulado sus matrimonios”. 

Esta determinación, además, libera a quienes anulen su matrimonio y les permite planear llegar de nuevo al altar para contraer matrimonio con la bendición de Dios, de acuerdo con las creencias católicas.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario