De Aylan a Omran, el drama de los niños en la guerra siria

Nuevamente el drama de los niños en medio de la guerra hacen fijar la mirada del mundo hacia Siria.

Omran Danqneesh, el niño sirio que ha sido mostrado al mundo como símbolo de horror en el país Árabe, ha dado la vuelta al mundo y ha generado un gran debate sobre la guerra y la repercusión de los niños que, como él, sufren los horrores día a día.

El mundo está horrorizado por lo que está pasando el Alepo, ciudad siria que fue bombardeada y que cobró la vida de decenas de personas y dejando cerca de 40 personas heridas, como es el caso del niño Omran Danqneesh.

Según información de Associated Press, el niño fue rescatado por miembros activistas de Alepo Media Centre, en compañía de sus hermanos y padres, quienes sobrevivieron al ataque, aunque su inmueble quedó totalmente destrozado.

Entretanto, el enviado especial de las Naciones Unidas en Siria, decidió suspender su reunión de la Fuerza de Trabajo Humanitario en Ginebra, ante la falta de disposición de las autoridades para atender humanitariamente a los ciudadanos sirios.

“Hoy suspendí la reunión de la Fuerza de Trabajo como un símbolo de preocupación profunda y como una señal de respeto al Día Mundial de la Asistencia Humanitaria, que se celebra mañana, y también como una indicación de descontento porque debido a la falta de una pausa no ha podido entrar ninguna ayuda a ningún punto de Siria”, dijo Staffan de Mistura, enviado especial de la ONU para Siria.

El pequeño que nunca lloró en la grabación hasta que se reencontró con sus padres, recuerda al también sirio Aylan Kurdi, quien apareció muerto en una playa turca, cuando intentaban cruzar el mar Mediterráneo para huir de la guerra. Lea Más de 340 niños han muerto ahogados después de la muerte de Aylan Kurdi

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario