Animales en extinción son robados en zoológico de Venezuela para consumo

En el Zoológico Metropolitano del Zulia, Estado fronterizo de Venezuela con Colombia, estarían robando animales, muchos en peligro de extinción, para comercializar su carne y usarlas para el consumo humano.

Foto: CORTESÍA.

Desde enero de este año se vienen presentando robos y mutilaciones para extraer la carne de animales en el Zoológico Metropolitano del Zulia, ubicado en el municipio San Francisco, estado Zulia, al occidente de Venezuela. Todo apunta a grupos criminales que los hurtan para comercializar su carne y usarla para el consumo humano.

Hubo diez hurtos en las últimas semanas, afirmó Leonardo Núñez, director del zoológico, quien también especificó que son aves y mamíferos las especies robadas eventualmente en las noches.

Recientemente un búfalo, un báquiro y una danta fueron los animales víctimas del hurto por parte de bandas delictivas ya identificadas, resaltando que la danta o tapir es un animal en peligro de extinción, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Mauricio Castillo, ex director del parque zoológico, comentó en una entrevista para Caracol Televisión, que los animales son asesinados por el hambre que existente en la nación: “Esa carne no es comestible, no es apta para el consumo humano porque estas especies reciben tratamiento médico por estar en cautiverio”.

La Policía del estado Zulia comenzó una investigación para capturar a los causantes de estos atroces hechos. Y, aunque la seguridad fue reforzada, los gendarmes en conjunto con la Gobernación del Estado buscan instalar un comando como punto de control en el sitio, exponiendo lo difícil que resulta custodiar 5 kilómetros de cerca en 83 hectáreas de extensión del parque.

La cuenta oficial de Twitter del parque (@ZoologicoZulia) publicó hace algunas horas la visita del gobernador del estado Zulia, Arias Cárdenas, donde notificó la vigilancia policial del lugar las 24 horas del día, para evitar más hurtos de animales.

Acerca de Madelaine Báez

Deja un comentario