Atentados terroristas en Egipto dejan más de 237 muertos

Por el momento, según la última confirmación de las Autoridades, habría por lo menos 110 heridos tras los atentados. 

Foto: Cortesía.

Por lo menos 237 personas murieron en atentados en una mezquita sufí al norte del Sinaí, en medio de una concurrida celebración religiosa en la que habían centenares de personas.

Adicionalmente, al menos 110 personas sufrieron heridas de gravedad, en los atentados más mortíferos de la historia reciente de Egipto, de acuerdo a la información suministrada por las fuentes de servicios de emergencias del país del norte africano.

En la región tiene injerencia el grupo extremista islámico Wilayat Sina, aunque las Autoridades locales no han confirmado que los autores intelectuales y materiales de los lamentables sucesos sean los yihadistas.

De acuerdo a las agencias de seguridad del país egipcio, los terroristas fabricaron artefactos explosivos en hogares, los cuales después colocaron alrededor del centro religioso, mientras se realizaba el tradicional rezo islámico de los viernes. Al finalizar éste, mientras las multitudes salían de la mezquita Al Rauda, efectuaron la fatal detonación.

Al parecer, varios de los terroristas permanecieron en la zona luego del atentado, ya que cuando las primeras ambulancias llegaron al sitio de la explosión, fueron atacadas con detonaciones y disparos, según la Policía de la localidad de Bear al Abd.

Todos los heridos fueron trasladados a la capital de la provincia, Al Arish, en tanto que otros tuvieron que ser remitidos de urgencias al Instituto Naser en El Cairo, debido a la gravedad de sus lesiones.

La Fiscalía y demás órganos de Defensa Nacional iniciaron acciones e investigaciones a fin de esclarecer los hechos, que no han sido adjudicados por grupo alguno.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario