Crudo vertido por ataque a oleoducto pone en riesgo agua de Tumaco, Nariño

La semana pasada la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Farc dinamitó el mismo oleoducto en la región de Tumaco y causó un grave daño ambiental.

oleoducto_tumaco
Foto: CORTESÍA.

El derrame de crudo causado por el atentado guerrillero del domingo contra el Oleoducto Transandino llegó hoy al río Mira del que se abastece el acueducto de Tumaco, en el departamento de Nariño, el segundo puerto de Colombia en el Pacífico.

El director para la Gestión del Riesgo de Desastres de Nariño, Gustavo Martínez, dijo que este hecho “puede dar lugar a que se suspendan las actividades en el acueducto” con cortes parciales o incluso un racionamiento del agua hacia la población, aunque todavía no hay pronunciamiento oficial al respecto.

“La situación es grave porque la mancha de crudo llegó al mar, según informó Ecopetrol, entonces eso nos preocupa porque afecta al recurso hídrico, a las especies nativas, a la población y al ecosistema”, agregó Martínez por teléfono a Efe.

Este nuevo atentado, perpetrado el domingo por la noche, produjo la rotura de una tubería del Transandino y el derrame de crudo en la quebrada Pianulpí, que surte al río Guisa, y éste a su vez al río Mira, según informó ayer la petrolera estatal Ecopetrol.

El río Mira es navegable en toda su extensión y atraviesa ecosistemas de selva húmeda al sur del país, uno de los más vulnerables y ricos en materia de biodiversidad del planeta.

Tras el ataque, Ecopetrol colocó cinco barreras para contener el derrame, una de ellas en la bocatoma del acueducto de Tumaco, medida que se espera sea suficiente para evitar que el vertido llegue a la población.

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Gabriel Vallejo, viajará mañana a la zona para reunirse con las autoridades municipales y departamentales, a fin de valorar in situ lo sucedido y acometer las acciones necesarias “porque este atentado es más grave que el anterior”, señalaron a Efe fuentes del ministerio.

La semana pasada la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Farc dinamitó el mismo oleoducto en la región de Tumaco y causó un grave daño ambiental en su escalada terrorista contra la infraestructura petrolera y energética iniciada hace un mes.

Acerca de ElPalpitar.com y EFE

Deja un comentario