Por movimientos internos, permanece la alerta amarilla en el Nevado del Ruiz

Manizales y Pereira se verían afectadas por la emisión de ceniza volcánica. 

Foto: Archivo
Foto: Archivo

El Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Manizales reportó este jueves en la mañana una serie de pequeños movimientos al interior del volcán Nevado del Ruiz, por lo que se mantuvo la alerta amarilla en la zona en la que, además, se espera sufra por emisión de ceniza producto de la actividad del volcán, informó el Servicio Geológico Colombiano (SGC).

“Este temblor tuvo un nivel energético mayor a los registrados durante los últimos diez meses y está asociado con procesos de emisión de ceniza”, afirmó el SGC.

Manizales, capital de Caldas; y Pereira, capital de Risaralda, serían algunos de los lugares afectados por la emisión volcánica, además de municipios del Eje Cafetero en jurisdicción de estos dos departamentos.

“Actualmente, el Nevado del Ruiz se encuentra en nivel de actividad amarillo, si bien el SGC no descarta que el comportamiento de la actividad volcánica en los próximos días aumente la inestabilidad del sistema y puedan implicar cambios en su nivel de actividad”, insistió el Servicio Geológico Colombiano.

Desde hace varios meses, cuando el volcán reanudó su actividad con movimientos internos y emisiones de gases, se han reportado columnas de ceniza de hasta 500 metros de altura lo que genera que las alertas se mantengas activadas.

El Nevado del Ruiz es recordado porque al entrar en actividad en 1985, el 13 de noviembre de ese año, causó la catástrofe en Armero, Tolima, que dejó casi 30 mil personas muertas y fue declarada “Campo Santo”.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario