Belisario Betancur pidió perdón por sus posibles errores en la retoma al Palacio de Justicia

La toma al Palacio de Justicia pretendía terminar en un “juicio político” a Betancur por parte del M-19.

Foto: Cortesía
Foto: Cortesía

Belisario Betancur, quien para 1985 -año de la retoma al Palacio de Justicia-, era el Presidente de Colombia, pidió perdón este martes por los errores que pudo cometer su Gobierno en la operación militar de asaltado realizada el 6 de noviembre de ese año y que dejó cerca de 100 muertos.

“Si errores cometí pido perdón a mis compatriotas, por esos errores que nunca fueron nada distinto de mi búsqueda de la paz que el presidente Santos está buscando con ansiedad para todos los colombianos”, señaló Betancur, quien fue presidente de 1982 a 1986.

El pronunciamiento de Betancur se realizó durante un homenaje al fallecido escritor, historiador y político liberal colombiano, Otto Morales Benítez. Durante el acto, el expresidente agregó que “muchas lágrimas resbalan por mi añoso rostro, porque el llanto ha inundado las regiones del alma”. (Lea también: Hallazgo abre interrogantes sobre los desaparecidos en el Palacio de Justicia).

La toma al Palacio de Justicia fue realizada por un comando del M-19 con dineros de Pablo Escobar, y terminó al cabo de 28 horas con la muerte de cerca de un centenar de personas, incluidos once magistrados de la Corte Suprema, y once desaparecidos, de quienes hasta ahora apenas se están teniendo datos relevantes. (Lea también: Identifican restos de tres desaparecidos del Palacio de Justicia).

De acuerdo con lo que se ha conocido en el tiempo, el M-19 buscaba hacer justicia por sus propias manos a través de un “juicio político” al entonces presidente Betancur, pero la retoma a sangre y fuego de la edificación impidió la negociación de las acciones y desató en un fatídico hecho.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario