Fue aprobada la ley contra el maltrato animal en Colombia

No obstante a lo aprobado, esta nueva ley no incluye penas para quienes realicen peleas de gallos ni aplica para las corridas de toros de lidia.

mundo_mascotas_animales3

Este miércoles en último debate, el Senado de la República aprobó y dio luz verde a la ley que endurece los castigos para quienes comentan maltrato contra los animales, que incluye penas hasta de tres años de cárcel.

“Como seres sintientes, los animales se convierten en sujetos de protección por parte del Estado y de las autoridades”, manifestó el representante, Juan Carlos Lozada, autor de la iniciativa.

De acuerdo con lo estipulado por el legislativo, esta nueva ley involucra y endurece penas ante conductas punibles como el tráfico de la fauna silvestre, los mataderos clandestinos, los animales de trabajo y las mascotas que son abandonadas; igualmente, establece sanciones para quienes no brinden atención en salud o alimentación a las mascotas.

La nueva ley establece penas de 12 a 36 meses de cárcel que incluye agravantes como efectuar maltratos en presencia de niños menores de edad, cuando el maltrato incluye acciones de zoofilia o cuando el acto involucra a un funcionario público.

tamandua_traficodeanimales_elpalpitar2

Esta nueva normatividad, además, establece multas correspondientes a entre cinco y 50 salarios mínimos legales vigentes para quienes cometan abusos contra los animales.

“Los animales ya no serán considerados cosas. Desde hoy son seres sintientes, protegidos por la ley. Hoy volvimos a celebrar. Logramos ser la voz de los q no la tienen”, destacó Juan Manuel Galán, ponente de la norma en el Senado, a través de su cuenta en Twitter.

En Colombia, hasta ahora, los animales eran considerados como unos “bienes muebles o cosas”, que desprendían normas ni legislaciones para su protección.

 

Incautacion_Fauna_El_Palpitar

Foto: DÚBER CANO

 

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario