Murió policía tras ataque del ‘Clan del Golfo’, en Ayapel

El ataque, acaecido hace menos de 48 horas, obedecería a operativos recientes de la Policía contra estructuras criminales en la Costa Atlántica.

centro_muerto_policia
Foto: Archivo, no corresponde a la realidad de los hechos.

Un patrullero de la Policía identificado como Daniel Barajas Guerrero, de 25 años, fue asesinado por sicarios armados presuntamente pertenecientes al ‘Clan del Golfo’, que delinque en la región del Urabá antioqueño y la Costa Atlántica.

El episodio violento ocurrió en la zona conocida como Cuatro Bocas, cuando la víctima se encontraba patrullando en compañía de Henry Bolívar, quien resultó ileso del ataque armado.

De acuerdo con información suministrada por el Coronel Engelbert Grijalba, comandante de la Policía en Córdoba, los uniformados estaban haciendo labores de patrullaje cuando, repentinamente, fueron interceptados por sujetos que les dispararon sin mediar palabra.

El oficial detalló que el hecho podría deberse a los recientes golpes que ha dado el Estado colombiano a las estructuras delincuenciales que se financian a través del microtráfico, la extorsión y la minería ilegal.

“Estamos adelantando labores para dar con los responsables de este lamentable hecho”, dijo Grijalba.

El policía fallecido era oriundo de Norte de Santander y no presentaba ninguna amenaza particular en su contra, de acuerdo con las autoridades policiales.

Según los registros del Ejército, el ‘Clan del Golfo’ ha aumentado su poder recientemente en gran parte del norte del país. Por tal motivo, gran parte de los operativos de la fuerza pública han ido dirigidos contra dicha banda criminal (Lea también: Dado de baja “Sebastián”, principal cabecilla del ‘Clan del Golfo’ en Occidente antioqueño).

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario