Visita papal busca atraer turistas religiosos en suelo americano

El continente es el más católico del planeta, y países como Colombia, Brasil, Argentina y México buscan ser polos de miles de visitantes anuales gracias a la visita papal y los anuncios que hará en suelo americano.

Más de un millón de turistas recorrerán Colombia durante el viaje papal en nuestro país. Foto: Cortesía.

Francisco llegó este miércoles a Colombia y con él arribaron al país miles de latinos que anhelan ver al Sumo Pontífice, de ochenta años de edad, durante su visita pastoral en Villavicencio, Bogotá, Medellín y Cartagena.

Aunque los tiempos han cambiado y la Iglesia ha reconocido una gran pérdida de creyentes en el subcontinente latinoamericano, América sigue siendo el continente más católico del planeta en vista de la herencia que otrora dejaron en el suelo americano los conquistadores españoles, portugueses y franceses (Amplíe: Recuperar feligreses, ¿objetivo papal en Latinoamérica?).

Y es que, solo en Colombia, se estima que la población que se reconoce como católica supera el 73 %, es decir, más de 34 millones de personas, siendo así el séptimo país con mayor número de fieles del planeta, superado por países como Brasil y México en el mismo suelo americano.

Más allá de los feligreses locales, otros miles se dedican a peregrinar, cual Papa Francisco, a aquellos lugares donde hay más atractivos religiosos: pasa en el mundo musulmán, con La Meca y Medina; en tanto que en el mundo católico se busca posicionar a Latinoamérica en una esfera similar. 

Turismo religioso en Medellín

Santuario de la Madre Laura Montoya, en la comuna 13 de Medellín. Foto: Cortesía.

La canonización de la Madre Laura fue el primer paso para que Colombia y, especialmente, Medellín y Jericó (Antioquia), se convirtieran en focos religiosos, inicialmente, del país. Los lugares de nacimiento y servicio de la monja católica atrayeron miles de feligreses que, a su vez, dejaron dinero en las arcas del comercio y el sector de hotelería y turismo.

Sólo se le puede comparar la visita del Papa, que atraerá miles de católicos. «Medellín es un referente en el tema religioso que se potenciará con la visita del papa y las cifras positivas que proyectamos equivalen a más de 176.000 visitantes, una ocupación hotelera del 90 % y una inyección económica de 22,4 millones de dólares«, dijo a los medios, en días pasados, la subsecretaria de Turismo de Medellín, Juliana Cardona Quirós.

Si bien el pasado ligado al narcotráfico dejó también un legado turístico poco deseable, conexo al mundo de las drogas y la prostitución, asimismo la visita de Francisco pretende dejar una herencia turística relacionada con el nuevo beato que nombrará el Obispo de Roma y potenciar los lugares de peregrinación, como el monasterio de la madre Laura Montoya.

Y Medellín lo tiene todo para ese fin: un total de 341 parroquias (urbe con mayor cantidad de recintos en Colombia), con la única santa del país, con una de las edificaciones a ladrillo más grandes y antiguas del mundo (la Basílica Metropolitana) y un sistema de transporte moderno que coadyuva a llamar la atención del mundo católico.

«En el caso colombiano, él nombrará un nuevo beato y eso también atraerá turistas a la región, pues el turismo religioso ya se ha visto fortalecido acá con la canonización de la madre Laura», reafirmó, justamente, la profesora Catalina Granda, de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Antioquia.

Por ejemplo, el santuario de la Madre Laura en la Comuna 13 de Medellín recibe, en promedio, 800 turistas cada fin de semana. Y esos visitantes, a su vez, dejan ingresos importantes en los sectores comerciales de la zona.

“La presencia del Papa Francisco en nuestra ciudad es dar un paso adelante hacia la internacionalización de Medellín. Sin duda, llegarán visitantes de muchos rincones del planeta para ver al Papa, y por consiguiente será una oportunidad para que los medellinenses se luzcan y muestren lo lindo de esta ciudad, con gente amable, creativa y trabajadora”, afirmó Sergio Escobar, Director ACI Medellín. 

El efecto en ciudades más pequeñas será, todavía, más visible. En Villavicencio, donde se esperan medio millón de turistas, habría una derrama económica superior a los 60 millones de dólares.

Así pues, la visita de Francisco a Colombia dejará ingresos tan altos que fácilmente harán olvidar los 20 mil millones que se requirieron para su viaje y estadía en el país. En resumidas cuentas, sólo en los cinco días de visita, se espera que le queden de ganancia al país más de cien mil millones de pesos. En el resto del suelo americano, se espera una tendencia similar.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario