Santos confía en que general colombiano explique hoy al país su secuestro

El presidente, Juan Manuel Santos, confió en que el general Rubén Darío Alzate, liberado ayer por las Farc tras dos semanas de secuestro, explique hoy públicamente las circunstancias en las que fue hecho cautivo.

Santos

“Yo espero que en el transcurso del día de hoy las Fuerzas Militares y el propio general Alzate salga a decir que fue lo que sucedió y le dé una explicación al país”, dijo el mandatario.

Si se cumple este pronóstico de Santos, Alzate ofrecería las primeras declaraciones desde el Hospital Militar Central de Bogotá, donde se encuentra ingresado desde ayer por la tarde junto con el cabo Jorge Rodríguez y la abogada Gloria Urrego, con los que aterrizó minutos antes en la base militar de Catam.

La directora encargada de este centro médico, coronel Esperanza Galvis, certificó ayer que el estado de salud de los tres “es adecuado” y que no habrá “ningún pronunciamiento” por parte de los liberados hasta que abandonen dentro de varios días el hospital.

El motivo es que el Hospital Militar Central “no permite” que los pacientes se expongan hasta que los exámenes médicos concluyen definitivamente, lo que en este caso podría retrasarse pues deberán evaluar con detenimiento el estado psicológico de Alzate y sus acompañantes.

El general, el militar con mayor rango secuestrado por las Farc y líder de una unidad especializada en combatir a la guerrilla, fue hecho cautivo en una remota zona del departamento del Chocó, a la que viajó sin avisar a las autoridades, vestido de civil y sin escoltas.

La extraña situación ha despertado suspicacias de todo tipo en Colombia, donde nadie se explica cómo un militar de su categoría, al que se presupone poseedor de información privilegiada sobre el conflicto armado, se adentró desprotegido en una zona de fuerte presencia guerrillera.

Por el momento, las ansiadas explicaciones sobre este secuestro solo las conoce el Gobierno a través del ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, que ayer se reunió con Alzate y sus acompañantes en la base militar de Rionegro (noroeste), donde les entregó el equipo de Cruz Roja Internacional que recibió a los liberados por las FARC.

Durante las dos semanas que estuvo secuestrado, el Senado colombiano anunció que piensa citar al general para que relate a los legisladores qué hacía realmente en aquella región y cómo fue hecho cautivo.

Debido a su alta graduación, Santos suspendió horas después del secuestro de Alzate los diálogos de paz con la guerrilla, que se desarrollan en La Habana desde hace dos años.

Hoy, tras el feliz desenlace, viajarán a la capital cubana los negociadores del Gobierno colombiano para “evaluar” cómo reiniciar el proceso, explicó el jefe de Estado en Agenda Colombia.

Acerca de ElPalpitar.com y EFE

Deja un comentario