Video: “Lilian, me están torturando ¡denuncien!”: Leopoldo López

El preso político Leopoldo López gritó desde la prisión que lo están torturando y no lo dejan ver a sus abogados hace meses.

En una más de sus visitas a Ramo Verde para intentar ver a su esposo Leopoldo López, Lilian Tintori grabó un video en el que se alcanza a escuchar que el preso político denuncia tortura en la cárcel.

Lilian, me estén torturando ¡denuncien, denuncien, denuncien!”, es lo que se alcanza a escuchar desde las afueras de Ramo Verde, en donde el líder de oposición venezolano permanece recluido y condenado por participar en marchas contra el Régimen de Nicolás Maduro y acusado de ser responsable de las muertes que se dieron en las manifestaciones.

El video, que publicó Lilian Tintori en sus redes sociales, ha tenido impacto entre la comunidad internacional, comenzando por el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, quien en su cuenta de Twitter exigió visitar a Leopoldo López y que se le retire el aislamiento, pues lleva meses sin poder ser visitado por sus abogados, así como días en los que su familia no lo ha visto.

Además, Almagro denunció públicamente que Nicolás Maduro ofreció que Venezuela permaneciera en la OEA, siempre y cuando el Secretario abandonara su cargo, a lo que respondió:  “Yo renunciaré a la Secretaría General de la OEA cuando se realicen elecciones nacionales libres y transparentes, con observación internacional y sin inhabilitados”.

Por su parte, este sábado en la mañana Tintori volvió a denunciar que la guardia Venezolana le impidió pasar a ver a su esposo, así como tampoco dejaron pasar a médicos y fiscales.

Foto: ARCHIVO

Acerca de Wendy Restrepo Guzmán

Wendy Restrepo Guzmán
Siempre estoy pensando en ideas descabelladas y lo mejor es que siempre encuentro un cómplice que me ayuda a realizarlas. Me apasiona descubrir que internet es un mundo aparte, lleno de novedades... Soy 100% música, amo el teatro y valoro a todo aquel que se anima a hacer arte. Me agrada casi todo el mundo, menos esos que se creen críticos y sólo son criticones, ¡esos no!

Deja un comentario