Pipe Erre, un artista colombiano que se proyecta hacia el mundo

Andrés Felipe Restrepo Osorno o Pipe Erre, como lo conocen sus fans y colegas en el género del reggaeton, ha sido un amante de la música desde los 8 años.

Pipe Erre-Palpitar
FOTO: ELPALPITAR.COM

Nacido en Barbosa, Antioquia, ingresó en el género urbano a los 16 años, cuando, alentado por uno de sus amigos que vio en su voz un gran potencial, llegó a Digital Records, reconocida disquera dentro del género del reggaeton. Allí, luego de una pequeña audición, Santiago Cossio y otros productores que hacen parte del sello discográfico le brindaron todo el apoyo para que empezara a forjarse como artista.

Hace tres años trabaja profesionalmente en la música, con el apoyo de La Firma Group. A lo largo de su carrera ha hecho featurings con artistas como La Factoría, Don Chezina, Alberto Stylee y otros grandes dentro del género urbano, lo que le ha permitido evolucionar como artista. “Ha sido una experiencia muy bacana y eso ha hecho que mi experiencia musical y artística se vea un poco más profesional, eso es lo que me ha hecho evolucionar y ha hecho que la marca Pipe Erre siga creciendo”, afirma el artista, quien además de reconocer su crecimiento en los últimos años, espera seguir evolucionando.

Y es que este joven de 23 años nunca se imaginó que su pasión por la música lo llevara tan lejos. Cuando empezó a promocionar sus primeras canciones, recibió también toda la acogida de los habitantes de Barbosa, quienes le hicieron creer en él, en la música y en que con ésta podría llegar muy lejos.

Decidió entonces mudarse a Medellín para, según él, abrirse camino y encontrar mayores posibilidades. Fue en esta ciudad donde conoció a muchos artistas dentro del medio, artistas como Yelsid, a quien aprecia bastante, pues fue uno de sus grandes colaboradores durante el desarrollo de su carrera.

Pipe Erre-El Palpitar
FOTO: CORTESÍA.

Gracias a su color particular de voz, Pipe Erre logró posicionarse como un artista único en su género, su estilo característico al cantar hace que su público lo reconozca cada vez que una de sus canciones suena en la radio. Por esto y por todo el esfuerzo y dedicación que ha puesto en su carrera, este artista ha logrado ser uno de los más escuchados en las emisoras nacionales, llegando incluso a ocupar el puesto número uno, por dos semanas consecutivas, en el ránking de la emisora Radio Policía Nacional, de Medellín.

Canciones como Ganas, Vestida y Alborotada y Qué Pasaría son algunos de sus mayores éxitos, para los que, según dice, al momento de escribirlas se basa en “lo que te pasa a ti, lo que le pasa a ella, lo que le pasa a todos”, plasmando así, sobre una pista musical, elementos que hacen parte de la vida de los jóvenes, como el amor, la rumba, el baile o la atracción por otra persona. 

Actualmente cree mucho en su potencial y el de otros artistas colombianos para proyectar el reggaeton nacional hacia el exterior. “Los artistas del género urbano en Colombia estamos en la mira de mucha gente, yo he visto que J Balvin es uno de los artistas que ha hecho que Medellín y Colombia esté ahí, que todo el mundo esté en la mira”, dice, mientras reconoce también el trabajo de Puerto Rico, país pionero en este género. Por eso, espera producir la mitad de su próximo álbum en el país boricua y la otra mitad en Colombia, pues reconoce el gran protagonismo que tienen estos dos países en la escena del género urbano.

Para este 2016 Pipe Erre inicia con su gira promocional de La Profecía Urbana, que estará por las ciudades colombianas donde el reggaeton está más posicionado, como Cali, Barranquilla, Medellín, el Eje Cafetero y Cartagena. Además, viajará por Europa, Venezuela, Estados Unidos, México, Puerto Rico y República Dominicana. “He luchado bastante para llegar a donde estoy y ahí vamos, la idea es seguir creciendo y seguir evolucionando paso a paso”, concluye Pipe Erre.

Acerca de Andrea Rojas

Andrea Rojas
Lectora, cinéfila y cafeinómana compulsiva. Creo en el periodismo y el rap bien hechos. Conocí el amor cuando fui a la tribuna Norte y cuando empecé a escribir.

Deja un comentario