Galería: La riqueza de tres platos “ancestrales” en Ajiacos y Mondongos

Desde hace más de un año, el restaurante Ajiacos y Mondongos abrió sus puertas en Laureles para expandir la riqueza tradicional de su “casa matriz” de El Poblado.

Sig Ant
ajiacos_mondongos_restaurante
Foto: EL PALPITAR.
ajiacos_mondongos_restaurante2
Foto: EL PALPITAR.
ajiacos_mondongos_restaurante3
Foto: EL PALPITAR.
ajiacos_mondongos_restaurante4
Foto: EL PALPITAR.
ajiacos_mondongos_restaurante5
Foto: EL PALPITAR.
ajiacos_mondongos_restaurante6
Foto: EL PALPITAR.
ajiacos_mondongos_restaurante7
Foto: EL PALPITAR.
Sig Ant

El sabor hogareño y la calidez de la atención del restaurante Ajiacos y Mondongos tiene un “hijo” que no ha sido pasado por alto por los comensales en Laureles, una zona en donde el desarrollo gastronómico ha tomado mucha fuerza.

El restaurante se encuentra ubicado en la calle 39D #74-68, donde los comensales pueden disfrutar la calidad de platos que han hecho enamorar a reconocidas celebridades mundiales como Carolina Herrera, Ágata Ruiz de la Prada, Juan Pablo Ángel y Ricardo Montaner, entre otros.

El restaurante nació desde el mismo paladar de Hernán Duque, quien al lado de su socio almorzaba plácidamente en el restaurante de El Poblado. Ahí encontraron una oportunidad y le pidieron una franquicia al fundador.

Laureles, un punto estratégico

“Nosotros siempre fuimos clientes del restaurante en El Poblado y habíamos querido, hace muchos años, tener una franquicia así en la zona de Laureles. Tuvimos contactos con Germán Ochoa, el fundador que ya falleció, y accedió a darnos esta”, explicó Hernán Duque Restrepo, uno de los socios del restaurante Ajiacos y Mondongos en Laureles.

Aunque lleva más de un año en la zona centro occidental de Medellín, las directivas de Ajiacos y Mondongos esperan mandar la parada en el sector y crecer a igual ritmo que su “casa madre” en El Poblado.

“El restaurante arrancó en agosto del año pasado, nos ha ido muy bien porque esta es una zona de mucho desarrollo, estamos confiados en que vamos a mejorar mucho pero queremos que en semana venga más gente y nos conozcan”, dijo Duque.

Retratos de descendientes, publicidad que evoca las viejas décadas y los platos insignias de los colombianos, se unen para complacer a sus clientes y hacerlos sentir como en casa.

El restaurante de la “niña”

“El restaurante sólo tiene tres platos: Ajiaco, Mondongo y Cazuela de Fríjoles. La idea es tener el producto más fresco, con los mejores proveedores porque lo que necesitamos es la mejor calidad del producto, prueba de ello es que la empleada más nueva lleva más de siete años”, dijo Maria Antonia Ochoa Restrepo, propietaria del restaurante Ajiacos y Mondongos de El Poblado y dueña de la franquicia.

Para Maria Antonia, el restaurante lo es todo y su pasión por llevarlo por el sendero del éxito, la tiene desde que era una pequeña estudiante, pues después de sus actividades académicas se ponía el delantal para ayudar.

“Los clientes siempre se sienten en casa por la atención y la calidad de los platos, además procuramos tener un diseño hogareño que inspira recuerdos y nos hace sentir como si estuviéramos de visita en la casa de nuestros abuelos”, exaltó Maria Antonia.

De esta manera, Ajiacos y Mondongos sigue llenando de sabor y tradición a Medellín, ampliando sus horizontes y el deseo de su fundador por ver feliz a su “tesoro”.

Acerca de Alexander Bermúdez

Alexander Bermúdez
Periodista ambiental por devoción y apasionado por los hechos del día a día, siempre en busca de historias y un devorador de libros, series, videojuegos y comics. Mi familia es mi motor para seguir por el camino del periodismo.

Deja un comentario