Ahora Maridaje se remata con una rumba en La Cava del Edén

La Cava del Edén es la fiesta de remate oficial que ofrece Maridaje 2016.

Cava-Edén1
Fotos: CORTESÍA.

Desde hace un tiempo, los asistentes a Maridaje estaban pidiendo un espacio en el que pudiera tomarse más que un vino y hasta horas más tardes… Pero sólo hasta esta edición, de 2016, ese remate con rumba podrá ser posible, gracias a La Cava del Edén.

Este espacio, organizado por el Grupo Triada, va a ser el remate oficial de Maridaje 2016: “Vamos a tener una fiesta los días jueves, viernes y sábado desde las 9:00 p.m. y hasta las 3:00 a.m., vamos a tener artistas invitados como Felipe Ángel, la banda de Carito y vamos a amenizar con DJs”, contó Manuela Montoya, una de las organizadoras.

La idea con La Cava del Edén es que cuando la gente termine de degustar las delicias en Maridaje, pueda quedarse en un espacio con un ambiente más animado, de baile y que no tengan que irse a otros lados a buscar ese sitio para pasar la noche.

Cava-Edén

“Tendremos un cóctel muy chévere, pero también tendremos  a la Fla como patrocinador oficial, entonces estará Ron Medellín como protagonista de la noche y otros tragos de la Fábrica de Licores”, explicó Montoya.

Este espacio, dispuesto para 2.000 personas por noche, es una especie de discoteca con el ambiente crossover, en el que podrá disfrutar desde reguetón, hasta música bailable y vallenato de última generación.

“Esperamos que no se lo pierdan porque va estar muy bueno. Para las personas que están dentro de Maridaje, la boleta es de 25.000 pesos, pero para quienes llegan sólo a la rumba es de 35.000 pesos”, concluyó Manuela Montoya.

Acerca de Wendy Restrepo Guzmán

Wendy Restrepo Guzmán
Siempre estoy pensando en ideas descabelladas y lo mejor es que siempre encuentro un cómplice que me ayuda a realizarlas. Me apasiona descubrir que internet es un mundo aparte, lleno de novedades... Soy 100% música, amo el teatro y valoro a todo aquel que se anima a hacer arte. Me agrada casi todo el mundo, menos esos que se creen críticos y sólo son criticones, ¡esos no!

Deja un comentario