Levante La Mano si le gusta el humor negro, pues lo esperan en La Casa de Crisanto

La Mano es una puesta en escena que se está presentando en La Casa de Crisanto y tiene un contenido muy agradable paras quienes les gusta el humor negro.

Foto: CORTESÍA.

Este viernes y sábado, 22 y 23  de septiembre, Medellín podrá disfrutar de la presentación de La Mano, una obra de teatro que se toma las tablas de La Casa de Crisanto y que está llena de talento y humor negro. La cita es a las 8:00 p.m. y las boletas las pueden adquirir en el 2650706 o en las taquillas, por un valor de $25.000 o $15.000 para estudiantes.

La Mano es una comedia policial que expone temas que aquejan a la sociedad, pero desde un punto de vista cómico, además de combinar una sensación de suspenso. La obra es una versión libre del dramaturgo chileno Fernando Josseau y está bajo la dirección de Martha Villada Márquez, una talentosa actriz y directora que acaba de regresar después una exitosa temporada en la televisión y las tablas de Holanda.

Y por si fuera poco, La Mano cuenta con música original del maestro Juancho Valencia y los talentosos actores Juan David Florez, Diego Mesa y Carolina Taborda, integrantes del grupo de teatro La Compañía. 

“La Mano habla de lo inverosímil y ridículo que puede ser la realidad, de lo que aqueja a nuestra sociedad, del abandono del ciudadano y de la falta de empatía. Una historia policíaca en tono de comedia y cargada de humor negro”, cuentan los creadores de la obra en sus sinopsis.

El Palpitar entregará un pase doble para asistir este sábado a la última función, entre los lectores que nos den like en el fanpage de Facebook y nos envíen un mensaje con este emoji 🙋🏽.

Acerca de Wendy Restrepo Guzmán

Wendy Restrepo Guzmán
Siempre estoy pensando en ideas descabelladas y lo mejor es que siempre encuentro un cómplice que me ayuda a realizarlas. Me apasiona descubrir que internet es un mundo aparte, lleno de novedades... Soy 100% música, amo el teatro y valoro a todo aquel que se anima a hacer arte. Me agrada casi todo el mundo, menos esos que se creen críticos y sólo son criticones, ¡esos no!

Deja un comentario