Polémica por mujer que confundió a un pensionado con “guerrillero de las Farc”

La mujer se negó a viajar en el avión de Avianca con el señor, que en realidad es un abogado pensionado, pero no le fue posible bajar después de abordar.

El trino fue eliminado de la cuenta de la mujer horas después de que circulara. Al parecer, Juliana Hernández tiene su Twiiter reportado.

En Twitter se ha hecho viral un caso polémico que protagoniza Juliana Hernández, esposa de Alfredo Ramos Maya, pues publicó en su cuenta la foto de un señor dormido en un avión, quien tenía gorra con el símbolo de la revolución cubana, y a quien acusó de ser “guerrillero de las Farc”, manifestando no querer viajar en el mismo avión (de Avianca) con él.

No quise montarme en el mismo avión en el que iba un guerrillero de las Farc, Avianca me dice que es discriminación, no me dejaron ni bajar”, escribió la mujer. El caso se hizo viral por el hashtag #SanciónSocialALasFarc, llegando a ojos del hijo del señor acusado, que terminó siendo difamado porque en realidad es un abogado pensionado que nada tiene que ver con el grupo guerrillero.

“Imagínese que el señor de la foto es mi papá. Un pensionado que trabajó más de 20 años educando en Bogotá. Nada tiene que ver con FARC”, respondió su hijo @AndrsTrece, además de pedir rectificación porque se puso en peligro la vida de su padre.

El señor había viajado a Medellín para acompañar a su esposa con delicada situación de salud y en ningún momento se enteraron de la fotografía que había tomado Juliana Hernández, mucho menos el rechazo por viajar en el mismo avión, hasta que el caso  se hizo viral.

Finalmente, Juliana Hernández e incluso su esposo ofrecieron excusas en redes por el daño causado a una persona que fue difamada injustamente.

Acerca de Wendy Restrepo Guzmán

Wendy Restrepo Guzmán
Siempre estoy pensando en ideas descabelladas y lo mejor es que siempre encuentro un cómplice que me ayuda a realizarlas. Me apasiona descubrir que internet es un mundo aparte, lleno de novedades... Soy 100% música, amo el teatro y valoro a todo aquel que se anima a hacer arte. Me agrada casi todo el mundo, menos esos que se creen críticos y sólo son criticones, ¡esos no!

Deja un comentario