¿Cómo quieren los ciudadanos el Centro de Medellín?

Todas las personas quieren tener un espacio en el Centro de la ciudad, donde se puedan movilizar tranquilamente.

centro_panorámica_coltejer_sanAntonio

Inseguro”, “peligroso”, “ruidoso”, “descuidado” y “sucio”, son algunas de las expresiones que se escuchan recurrentemente de las personas cuando se refieren al Centro de la ciudad de Medellín en la actualidad. Por esta razón, en el Plan de Desarrollo 2016-2019 se le apuesta a recuperar este espacio haciendo una antítesis de lo que se describió en un principio. Pero, ¿cómo quieren realmente los ciudadanos el Centro?

Miguel Gómez

“Me gustaría ver al Centro como un lugar menos caótico, más verde y menos contaminado e inseguro. El Centro, por su masiva venta, debería cambiar en su idea de movilidad, en lugares comerciales se debería optar por la caminata y bicicleta. El patrimonio cultural se debe dejar intacto”: Miguel Gómez López.

Laura García“Quiero ver el Centro como un lugar de encuentro cultural, que se unan los museos, teatros y diferentes espacios para promover una agenda abierta a todo el público. Que las personas se vinculen a estos espacios y participen sin temor a la inseguridad. Mejorar el transporte público aunque teniendo en cuenta que se pueden tener vías peatonales para mejorar la movilidad de personas, más que de automóviles”: Laura García Guerra.

Katherine Jaramillo“Es muy diferente caminar por Junín o por El Hueco, por El Palacio por ejemplo. No sé cómo es la cuestión de espacio público, pero hay zonas en que, literal, no hay cómo pasar. En cuanto a la seguridad, ya es casi cultural andar como abrazando el bolso. ¡Que bueno sería poder caminar tranquilo sin el temor de que te va a pasar algo! y eso que nunca me ha pasado nada, pero el referente negativo que tienen muchas personas del Centro es: Inseguridad”: Katherine Jaramillo.

Estefanía Vélez

“Me imagino el Centro de la ciudad como un espacio libre de transporte público, en el que se pueda caminar, montar en bicicleta y disfrutar del comercio. Quisiera que se regulen los venteros ambulantes y que los parques sean puntos de encuentro, además que allí se hagan conciertos, obras de teatro y exposiciones…”: Estefanía Vélez Restrepo.

Jimmy- O“Me gustaría ver esta zona como un espacio donde abunde la tolerancia, pues al ser tan disperso y a la vez tan estrecho, las personas necesitan al menos entender que es un espacio donde se debe compartir y donde la diversidad es evidente. Por ejemplo, han habido problemas porque tal persona no le da permiso a otra para pasar, pero si hay tolerancia, estos problemas no tienen porqué suceder”: Jimmy Ortiz.

Emilia Pulgarín“Creo que es algo diferente a lo que se concebía hace algunos años como Centro de la ciudad de Medellín. Un lugar donde estaban ubicadas las más altas clases sociales y en el que las personas podían ir a esparcir para pasar su tiempo libre; ahora es todo lo contrario, además no hay esa cercanía porque las personas que habitan el Centro lo habitan en horario de oficina, entonces llega la hora en que se vuelve ajeno para todas las personas en un sitio de paso. Creo que una de las soluciones es crear vivienda, que no sólo sea un lugar de oficina, pero para que sea un lugar digno de vivir, primero se tienen que mejorar las demás condiciones”: Laura Emilia Pulgarín.

centro_panorámica_san_antonio

El Centro no siempre fue así

El Centro, como regularmente se conoce por los paisas, es un lugar donde se encuentra el comercio, varias rutas de transporte urbano, pero también se ha convertido en un lugar “de paso” donde la seguridad, principalmente por robos, es compleja. Y aunque no se podría hablar de que es el lugar más peligroso de la ciudad, sí es uno que los ciudadanos evitan.

“Antes ir al Centro era como una aventura, porque era un lugar donde ver novedades, ropa de marca, muy limpio y muy ordenado, había sentido de pertenencia por ese lugar de la ciudad, pero por un asunto de crecimiento ciudadano, la pobreza y la miseria de las gentes e inclusive el narcotráfico ayudó a que este espacio se convirtiera en una plaza de mercado del rebusque”, manifestó el historiador Reinaldo Spitaletta en dialogo con El Palpitar.

Según lo explicado por el historiador, hacia los años 50 del siglo XX existían calles en el Centro con un comercio muy estructurado, donde se encontraba ropa importada, sitios dedicados a la comida internacional, tiendas muy grandes de abarrotes, pero fue hacia finales de los años 70s y de los 80s, con la decadencia del Ferrocarril de Antioquia y el inicio del narcotráfico, que empezó a decaer este lugar, pues muchas personas sin trabajo empezaron a reunirse allí para sobrevivir.

“Aquí se construye y se deconstruye y no hay un respeto o ni siquiera conocimiento por lo que es el patrimonio histórico y cultural. Lo que le ha pasado al Centro es una muestra de la sociedad desigual que tenemos y de la falta de planeación que se presentó y que aún se da en la ciudad”, aseguró Spitaletta.

Así las cosas, los medellinenses desean que este lugar se transforme y vuelva a ser lo que era en los años 50s, pero ¿tiene realmente la sociedad el sentido de pertenencia para preservar los ideales de este lugar?

Acerca de Johana Betancur Zapata

Johana Betancur Zapata
Comunicadora social y periodista de la Fundación Universitaria Luis Amigó. Dios, mi familia y mi carrera profesional son lo más importante en mi vida. Cinéfila, melómana, con excelente retentiva, soñadora y muy risueña.

Deja un comentario