En su centenario, habitantes de El Pesebre estrenan “un nuevo barrio”

En obras de impacto urbanístico y paisajístico, la Empresa de Desarrollo Urbano (EDU) invirtió cerca de 2.500 millones de pesos.

Obras_EDU_ElPesebre1
Nuevo gimnasio y parque infantil. Foto: CORTESÍA. 

La EDU entregó a la comunidad varias obras de infraestructura deportiva y vial con el objetivo de felicitar al barrio El Pesebre en sus 100 años de existencia y, además, con el fin de modificar los estigmas sociales que reposan sobre la comunidad, ampliamente impactada por la violencia.

El Pesebre no ha sido ajeno a las dinámicas del conflicto urbano en la ciudad de Medellín y, especialmente, de la comuna 13 – San Javier, a la que pertenece.

Sin duda alguna, los habitantes han tenido que edificar sobre dolor y un oscuro pasado sus vidas recientes, tal y como lo manifiesta Dora Ramírez, que hace parte de la Junta de Acción Comunal del barrio.

No obstante, en su centenario quisieron demostrarle al mundo que su realidad ha cambiado y que el pasado ya solamente es un estigma lejano en el tiempo.

[Con las obras de la EDU] “empezamos a tener un sentido de pertenencia y que todos los conflictos que hubo antes, ahora sean parte del olvido. El Pesebre es un territorio de paz, y nosotros le queremos vender eso al resto del mundo: El Pesebre no es guerra, sino un territorio de paz”, manifestó Ramírez.

Justamente, la líder comunal explicó que las nuevas obras permitirán que el barrio se comunique mejor con el resto de la ciudad y que, a la vez, los jóvenes tengan actividades sanas y deportivas en las cuales ocupar su tiempo libre. “Nos ayudan a mejorar la movilidad, se embellece más el barrio y a la vez nuestro diario vivir”, precisó.

Obras_EDU_ElPesebre2
La nueva placa polideportiva del barrio. Foto: Cortesía.

En meses pasados, la EDU realizó una serie de talleres en los que solicitó a la comunidad que expresaran cómo se imaginaban las nuevas obras de impacto social en el barrio.

Luego de varios meses de talleres con la ciudadanía, la EDU arrancó con la etapa de diseño y en enero inició las obras.

El resultado fue que, tras 10 meses de arduas labores, se entregaron a la comunidad construcciones de carácter deportivo y paisajístico con el fin de mejorar la calidad de vida de los habitantes.

“Terminamos una de las dos obras que estamos realizando en el sector aledaño a La Iguaná, que es El Pesebre – Blanquizal y Santa Margarita. En el primero, estructuramos un proyecto que mejorará las zonas deportivas y el espacio público”, indicó Sergio Cuervo Montoya, subgerente de Ejecución de Proyectos de la EDU.

El funcionario agregó que para ejecutar los proyectos se intervinieron cuatro mil metros cuadrados de espacio público. “Allí mejoramos la placa polideportiva, generamos un gimnasio urbano nuevo y zonas de estancia para la comunidad. Además mejoramos la vía y el espacio público que une El Pesebre con Blanquizal”, señaló Cuervo.

En sus 100 años de existencia, los habitantes de El Pesebre coinciden en un hecho: Su barrio se ha transformado, no sólo desde su imaginario social, sino ahora también desde el punto de vista urbano. En Medellín se está cambiando la historia.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario