San Vicente Fundación, los toros aún esperan su regalo de navidad

Irónicamente la junta directiva de una de las instituciones hospitalarias más prestigiosas de Antioquia, tiene en sus manos la realización o no de corridas de toros en Medellín.

Toros_San-Vicente-Fundación_El_Palpitar
Mientras celebramos navidad estos bellos herbívoros, yacen inocentes de lo que vivirán en una tarde de “fiesta” y jolgorio para algunos insensibles. Foto: Animanaturalis

En la cultura occidental por estas épocas del año, se celebran festividades relacionadas con el amor, el valor de la familia, los amigos, el nacimiento de un niño en Belén a quien llamaron Jesús y que por siglos ha sido sinónimo de paz en la Tierra y millones de personas alrededor del mundo se declaran seguidoras y estudiosas de su palabra.

Se celebra la navidad, es decir, el nacimiento de este niño en el mes de diciembre y es la costumbre que para este día tan especial se compartan regalos con los más queridos y allegados. No es difícil imaginar que en esta época, los señores miembros de la junta directiva del hospital San Vicente Fundación, planeen también reuniones familiares, regalos y festividades de fin de año… irónicamente, ellos, que presiden una de las instituciones hospitalarias más prestigiosas de Antioquia que salva vidas humanas diariamente, tienen en sus manos el destino de los toros que hoy reposan en bastas praderas pero que en febrero próximo serán torturados en la plaza de toros La Macarena.

Estos bellos herbívoros, yacen inocentes de lo que vivirán en una tarde de “fiesta” y jolgorio para algunos insensibles. Mientras tienen la oportunidad de ver el cielo despejado y lleno de estrellas en la noche, no se imaginan que su tranquilidad se verá interrumpida: los montarán a un camión estrecho, viajarán por horas y sentirán estrés, luego los llevarán a esperar en un lugar desconocido y finalmente les abrirán una gran puerta. Ellos pensarán que al fin esto ha acabado, fue solo un traslado, pero no. Allí andarán en círculo buscando la salida, y habrá un hombre parado en frente armado, con un traje apretado y una capa en la mano.

Durante quince minutos este hombre y sus amigotes los pincharán, burlarán y engañarán. Les clavarán instrumentos corto punzantes y les provocarán heridas internas mortales, por último intentarán meter una espada en todo el centro de sus corazones y este espectáculo, remedo de circo romano, será aplaudido por unos mil quinientos ciudadanos que en vez de defender a estas vidas inocentes torturadas y asesinadas delante de sus ojos, lanzarán flores al cobarde matador.

Esta sanguinaria y dolorosa historia podría no repetirse más en Medellín, la ciudad que ama a los animales, si no fuera porque la indiferencia y la prepotencia de la junta directiva de San Vicente Fundación no estuviera de por medio, aún cuando más del 90% de ciudadanos están en contra de las corridas de toros.

Cientos de toros han sido masacrados en Medellín, y no se sabe cuántos caballos en los últimos 25 años de existencia de la feria taurina,precisamente este año un toro corneó a un caballo durante la pica, sus vísceras quedaron al viento y luego murió.

Hoy señores San Vicente Fundación, los toros siguen esperando un regalo: su vida. Que esta época de navidad, les convoque a una reflexión profunda sobre las consecuencias de sus decisiones, sobre el valor de la vida (no solo humana) y la manera en que cada uno de nosotros puede promover y apoyar la paz, que en todo caso debe ser sin distinción de especie.

 

 

 

Acerca de Paulina Pulgarín Serna

Paulina Pulgarín Serna
Activista de AnimaNaturalis Internacional, editora de contenidos para Colombia desde 2005. Ingeniera Ambiental.

Deja un comentario