Nikolas Cruz, quien mató a 17 jóvenes en Florida, también mataba animales

Estudios del FBI indican que existe una correlación entre el desorden de personalidad antisocial y la crueldad hacia los animales.

Nikolas Cruz, según los reportes de compañeros entrevistados, era más bien callado, tenía problemas de disciplina y era amante de las armas.

Entre 1991 y 2018, 272 niños, jóvenes y adultos han muerto por cuenta de los 10 tiroteos con mayor número de víctimas en instituciones educativas de Estados Unidos.

Este fenómeno, que al parecer solo se presenta en dicho país, trae consigo una serie de cuestionamientos sobre el perfil de quienes abren fuego deliberadamente, y del por qué allí se venden armas a los americanos desde los 18 años sin ninguna restricción.

El último evento del cual tuvimos conocimiento, fue hace una semana por un joven de Parkland, Florida, quien mató a 17 personas en su antiguo colegio y dejó a decenas más heridas.

Nikolas Cruz, según los reportes de compañeros entrevistados, era más bien callado, tenía problemas de disciplina y era amante de las armas. Varios le dijeron a los medios y a los agentes de policía, que le gustaba matar animales y había tenido problemas por matar a tiros unos pollos de los vecinos.

Según un estudio de la Universidad del Pacífico*, el 45% de los perpetradores de estos tiroteos han tenido un historial de abuso hacia los animales. Un ejemplo es Kip Kinkel de 15 años, que en 1998 mató a sus padres y luego fue a su colegio y abrió fuego contra sus compañeros de clase, asesinó a dos y dejó heridos a 22. Tenía antecedentes de haber decapitado, empalado y quemado gatos.

Según la doctora Núria Querol Viñas, profesora e investigadora de la Unidad de Perfilación y Análisis de la Conducta Criminal (UB) y Miembro del Grupo de Trabajo de NSA/FBI sobre maltrato animal, “protegiendo a las personas protegemos a los animales y, protegiendo a los animales protegemos a las personas”.

Un estudio de la Northeastern University y de la Sociedad para la prevención de la crueldad hacia los animales de Massachusetts** indica que los maltratadores de animales tienen 5 veces más probabilidad de cometer crímenes violentos que los no maltratadores de animales. Según el FBI Cuánto más sadismo en el abuso hacia los animales, más sadismo es aplicado en la violencia interpersonal.

Ejemplos:

Algunos ejemplos de esto, son los asesinos en serie Albert de Salvo (mató a 13 mujeres, cuando era joven atrapaba gatos y perros en jaulas y se divertía lanzándole flechas a través de las rejas); Henry Lee Lucas (mató a más de 100 personas, de joven capturaba animales, que violaba, torturaba y asesinaba); y Richard Trenton Chase (disparó a una joven, la remató acuchillándola varias veces, la mutiló y esparció sus órganos antes de beber la sangre. Desde joven le apodaban Drácula por su afición no sólo a matar animales, sino a aprovechar su sangre, unas veces bebida y otras, inyectada).

Es 100% seguro que no solo los psicópatas norte americanos presentan esta relación entre la crueldad hacia los animales y la violencia hacia los humanos, sino que en un país lleno de conflictos y delincuentes como el nuestro, esto sea pan de cada día… pero no le estemos poniendo la suficiente atención.

El llamado es a que el entorno familiar y social de nuestros niños y jóvenes, estén atentos a estas señales tempranas, pues la indiferencia ante el dolor de otros seres sintientes como los animales, puede llevar fácilmente a la indiferencia y a la violencia hacia nuestro prójimo, los demás seres humanos.

Mis condolencias a las familias de las víctimas de estos salvajes.

*Verlinden, S., Hersen, M. & Thomas, J. (2000). Risk factors in school shootings. Pacific University

** Arluke, A., Levin, J., Luke, C. & Ascione, F. (1999). The Relationship of Animal Abuse to Violence and Other Forms of Antisocial Behavior. Northeastern University & Massachusetts Society for the Prevention of Cruelty to Animals.

Acerca de Paulina Pulgarín Serna

Paulina Pulgarín Serna
Activista de AnimaNaturalis Internacional, editora de contenidos para Colombia desde 2005. Ingeniera Ambiental.

Deja un comentario