Empezó el cese al fuego unilateral por parte de las Farc

Del último cese al fuego a hoy, murieron 24 personas y 66 más resultaron heridas por ataques del grupo guerrillero.

Farc_eplpalpitar
Foto: ARCHIVO.

A partir de las 00:00 horas de este 20 de julio, inició el cese al fuego por parte de las Farc, en el marco del Proceso de paz que se desarrolla en La Habana. 

Esta tregua fue anunciada por las Farc desde el pasado 8 de julio, luego de que los gobiernos garantes hicieran un llamado al respeto por la dignidad civil y humanitaria, y solicitaran un gesto por parte de las Farc en aras de desescalar, de una vez por todas, el conflicto armado. 

“Comunicamos a todos nuestros bloques, frentes, columnas, compañías y demás estructuras político militares, al igual que a las milicias bolivarianas y populares y estructuras subordinadas, que a partir de las 00:00 horas del 20 de julio próximo rige la orden de cesar toda acción de carácter ofensivo contra las fuerzas armadas del Estado y la infraestructura pública y privada”, anunció a través de un comunicado el Secretariado de las Farc.

Este cese al fuego es motivado por el llamado que los países garantes del proceso de paz, Cuba y Noruega, hicieron al grupo terrorista, además de la inmensa cantidad de peticiones por parte de la opinión pública y popular.

Si bien el cese implica el no atentar contra la integridad de civiles, fuerzas militares e infraestructura civil, el Secretariado dejó claro que no se dejarán golpear por el ejército y que sus fuerzas “tendrán todo el derecho al ejercicio de su legítima defensa en caso de ataque”.

Por su parte, la delegación del Gobierno Nacional en La Habana valoró el gesto de las Farc, y resaltó que este tipo de medidas es necesaria “a fin de que no vuelvan a repetirse hechos lamentables que sólo hacen daño a los propósitos de paz y reconciliación.”

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario