Colombia, un territorio sin paz camino al posconflicto

Acuerdos internacionales y discusiones sobre la aplicación de justicia, se suman al trabajo sobre la llegada de un posconflicto.

Foto: Cortesía
Foto: CORTESÍA.

Este jueves 20 de agosto, en La Habana, representantes del Gobierno Nacional y de las Farc, comenzaron el ciclo 40 de las conversaciones que ajustan 33 meses, lo que hace pensar en que el acuerdo de paz está cerca.

Durante este tiempo, algunas señales sobre la paz han dejado sinsabores en los colombianos, pero el Gobierno mantiene firme la esperanza en que se llegará a un acuerdo de paz.

Con dos ceses unilaterales al fuego, las Farc han querido dar muestras de sus intensiones de paz. Sin embargo, luego del final de la primera tregua, el recrudecimiento en los ataques a civiles, militares, infraestructura eléctrica y petrolera, minaron de nuevo las esperanzas de los patrios.

“Es completamente normal que haya altos y bajos porque el conflicto tiene muchos años y lo que se necesita es no concentrarse en hechos únicos sino ver las tendencias que son positivas”, dijo el coordinador residente y humanitario de la ONU en Colombia, Fabrizio Hochschild.

Ahora, bajo una nueva tregua que duró un mes y que se prolongó por un tiempo aún no determinado, la guerrilla vuelve a dar muestras de querer llegar a la paz. Igualmente, y en respuesta a este gesto, el presidente Santos ordenó detener los bombardeos, lo que hace pensar en que comenzó un desescalamiento del conflicto.

Y aunque pareciera que las condiciones están dadas si las partes siguen aportando de si, aún las dudas persisten sobre el posible acuerdo de paz, su refrendación, los temas de justicia transicional y, sobretodo, el posconflicto.

De cara al posconflicto

marchaporlapaz_planetario_elpalpitar7
Foto: CORTESÍA.

El fin de 60 años de guerra de seguro no será un tema fácil de asimilar. Son millones de civiles, miles de militares y guerrilleros, los que están inmersos en un futuro posconflicto y no será tarea sencilla obtener unanimidad de conceptos y de satisfacciones.

“Existe la necesidad de construir el posconflicto desde las regiones, con una eficaz presencia del Estado, así como de hacer una reparación integral a las víctimas”, afirmó el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, antes de una reunión con representantes de Estados Unidos, en la que se trató precisamente el tema del posconflicto.

“Tiene que haber un mecanismo ágil y eficaz para la implementación, lo peor que pudiera pasar es que se llegue a buenos acuerdos y las partes encuentren grandes demoras y trabas legales para la implementación, eso va a crear una situación muy peligrosa“, afirmó Fabrizio Hochschild.

Ambos conceptos, en medio de su diferencia ideológica, apuntan a un mismo horizonte, la justicia. En un lado, las víctimas centran las preocupaciones. En el otro, existen inquietudes sobre los temas de aplicación justa de lo que se acuerde en La Habana y su oportuna implementación, con el fin de evitar demoras por términos legales.

Y es que los términos legales y de aplicación de justicia, se han convertido en los últimos días en el tema clave cuando se menciona el proceso de paz, la firma del acuerdo y el posconflicto.

En este sentido, Luis Carlos Villegas, ministro de Defensa, aseguró que las Farc y las Fuerzas Armadas, no tendrán los mismos mecanismos de justicia especial en un eventual posconflicto.

“El Presidente dijo: ‘si hay justicia transicional, tendremos una justicia transicional para las Farc y un mecanismo simétrico que garantice que a nuestra fuerza pública se le dará un tratamiento jurisdiccional apropiado, es decir, no es el mismo que se le dé a las Farc”.

El posconflicto estructurado

Santos_Asamblea_Andi_El_Palpitar
Foto: ARCHIVO.

Intentando precisamente evitar que este tema se convierta en un óbice una vez alcanzado el acuerdo, el Gobierno Nacional ha venido desarrollando compromisos, pactos y relaciones internacionales, sobretodo, que involucren temas de posconflicto con experiencias significativas en otras latitudes, lo que permita al país aprender a edificar una etapa significativa al lograr el eventual acuerdo de paz.

La oficina de la Unión Europea (UE) en Colombia divulgó el pasado lunes 29 de junio un documento que recoge 20 años de experiencias regionales de paz y reconciliación en el país, para compartir las lecciones aprendidas de cara al posconflicto.

“Vale la pena resaltar que estos estudios también recogen las experiencias de los laboratorios de paz de la Unión Europea en Colombia, sus experiencias que sirvieron de antecedentes para ir mejorando sobre el terreno y es un aporte importante en materia de políticas públicas que contribuyen a la paz, indicó la embajadora de la UE en el país, María Antonia van Gool.

Actualmente continúan los convenios Nuevos Territorios de Paz en el Bajo Magdalena, el Canal del Dique y los departamentos de Caquetá y Guaviare.

De otro lado, El Gobierno Nacional anunció el tres de agosto su compromiso de suscribir 170 acuerdos internacionales durante los próximos tres años, que contribuyan en la etapa del posconflicto

“Se calcula que son alrededor de 22, 23 conflictos alrededor del mundo, todos muy difíciles de solucionar, todos se están agravando en cierta forma y el único que se perfila como con buenos resultados, el único que está siendo visto con buenos ojos, que va a terminar bien es el colombiano”, afirmó la canciller, María Ángela Holguín.

“El cambio ha sido radical, el cambio ha sido fundamental y hoy podemos mostrarle al país y al mundo, aspectos como Colombia está liderando la discusión en los temas más importantes que está discutiendo la humanidad”, indicó.

Igualmente, desde ciudad de El Vaticano, el papa Francisco mostró su respaldo por el logro de la paz en Colombia. En la misiva, dirigida al presidente de la Corte Suprema de Justicia, José Leonidas Bustos, el pontífice resaltó que el tema central de la reunión, “Justicia transicional, paz y posconflicto”, “es de crucial importancia para el futuro de Colombia” y tiene un alcance que “supera las mismas fronteras nacionales”.

El sumo pontífice indicó que estas soluciones tienen que respetar el ordenamiento jurídico nacional e internacional.

Finalmente, como un espaldarazo al proceso que avanza, la ONU reveló que durante los casi tres años de diálogos, en Colombia hay menos violencia, pero también nuevos retos.

En estos casi tres años de proceso de paz, ha habido un 27% menos de desplazados masivos de población comparado con los 32 meses anteriores a la negociación, aunque la cifra total aún sigue siendo llamativa con más de 500 mil personas obligadas a abandonar su hogar por el conflicto.

De su lado, el presidente Santo, reforzó este calificativo al afirmar que “hay más de 20 conflictos vigentes en el mundo y en solo uno de ellos, uno, se está haciendo un esfuerzo real para terminarlo a través del diálogo: el conflicto colombiano”.

Luego de 60 años de conflicto, de 250 mil colombianos muertos y más de siete millones de víctimas, incluyendo un número inmenso de personas desplazadas, ya va llegando la hora de que esto tenga su fin. Tal vez no sea al fin de la guerra absoluta, pero si terminará un karma que a millones no les ha permitido ver la luz radiante que da un territorio de paz.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario