Gobierno y Farc regresaron a los diálogos en La Habana

La idea del Gobierno es acelerar la firma final del acuerdo, mientras las Farc ven no tan cercana esa oportunidad.

Foto: YOUTUBE
Foto: YOUTUBE

Este miércoles, miembros del equipo negociador del Gobierno en los diálogos de paz con las Farc, llegaron a La Habana con el fin de acelerar las negociaciones y acordar los puntos faltantes, buscando que a mediados del mes de marzo se pueda lograr el acuerdo final con este grupo guerrillero.

Previo al viaje, Humberto de La Calle, jefe negociador del Gobierno, y Sergio Jaramillo, comisionado de Paz, se reunieron con el presidente Santos para tratar los temas de cara a los puntos que siguen en la agenda y “meter el acelerador al proceso para lograr lo más pronto posible el fin del conflicto”, afirmó el Mandatario.

“Hicimos una revisión completa de los puntos que habíamos discutido en las reuniones de Cartagena y van con unas instrucciones muy claras. El Gobierno tiene toda la voluntad para que esto sea una realidad, sabemos que los temas que se van a discutir y que quedan todavía por definir son temas sensibles, son tema complejos, pero con voluntad política los podemos superar”, destacó el presidente, Juan Manuel Santos.

Sin embargo, pese a la manifiesta voluntad del Presidente por acelerar el fin del conflicto y firmar el acuerdo final, voceros de la guerrilla siguen viendo esta posibilidad un poco lejana y son escépticos en relación con que la firma de un acuerdo se logre en la fecha establecida del 23 de marzo.

Foto: ARCHIVO
Foto: ARCHIVO

“Insistir en el 23 de marzo como fecha límite de los diálogos, luego de la demora en el acuerdo sobre la JEP (Jurisdicción Especial de Paz), es una ingenuidad ligera”, afirmó Iván Márquez, líder de los negociadores de las Farc.

El presidente Santos, de su lado, insiste en que luego de superar el tema delicado del punto referente a Justicia, el proceso debería tener una velocidad diferente para lograr la firma definitiva.

“Logrado un tema sobre el acuerdo de Justicia, que era el más delicado, vamos a ponerle fin a este conflicto ojalá lo más pronto posible”, enfatizó Santos.

Sobre lo que viene, afirma Gerardo Vega director de la Fundación Forjando Futuros, lo que se necesitan son voluntades para afrontar definitivamente el acuerdo que de fin a más de 50 años de conflicto.

“Lo que hay que hacer es ceder en justicia para lograr la paz. 50 años de guerra no caben en ningún código penal, va a ser muy duro ese asunto de esa manera. Cuando hay una violación masiva de derechos humanos de más de 50 años, hay que buscar un acuerdo para que hayan nuevas normas del juego, pero será en la votación del pueblo donde decidiremos si se sede en justicia para lograr la paz”.

Los acuerdos logrados

Foto: ARCHIVO
Foto: ARCHIVO

El primer punto de la agenda, el de Desarrollo Agrario Integral, fue pactado el 26 de mayo de 2013, seis meses después de comenzadas las negociaciones y tras el primer anuncio de cese unilateral al fuego.

De otro lado, seis meses después, el 6 de noviembre de 2013 y luego de 16 rondas, el Gobierno y las Farc acordaron el segundo punto: Participación Política. Más adelante, como si fuera un esquema en tiempos, pasaron seis meses más, hasta mayo de 2014, para que los equipo negociadores establecieran un acuerdo sobre el tercer punto en la agenda, el de Drogas Ilícitas.

Luego de este acuerdo, tuvieron que pasar 16 meses para volver a tener nuevas y buenas noticias en relación con lo que pasaba en La Habana. Esta vez, fue el punto de Justicia Transicional el que ocupó la atención de los colombianos.

Finalmente, el pasado 15 de diciembre, sólo tres meses después de los detalles sobre Justicia y cuando apenas los colombianos asimilábamos los temas establecidos en este punto, el Gobierno y las Farc aparecieron para anunciar que ya había acuerdo sobre el quinto punto en la mesa de diálogos, se trataba del Acuerdo de Víctimas; este acuerdo incluye la Jurisdicción Especial para la Paz y Compromiso sobre Derechos Humanos.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario