Solicitud para verificación, paso fundamental hacia el cese al fuego bilateral

Sobre la verificación, el Presidente puntualizó elementos que se deben tener presentes, ya que es un mecanismo compuesto por tres partes.

Foto: ARCHIVO
Foto: ARCHIVO

El tema del cese al fuego bilateral es quizá uno de los puntos más complejos en el proceso de paz que adelantan el Gobierno Nacional y la Guerrilla de las Farc. Pese a esto, recientes acontecimientos dan algunas luces sobre lo que podría ser un cercano acuerdo de cese al fuego establecido por ambas partes.

Este martes, con la petición de verificación de parte del presidente Santos a la ONU, el proceso de paz comienza a dar parámetros que permiten pensar que ya el tema se está tocando de manera más regular, y que en los próximos encuentros se podría estar dando a conocer algún avance en relación con este tema.

“Hoy hemos dado un paso más, un paso definitivo, hacia la terminación del conflicto y la consecución de la paz”, afirmó el presidente Santos, quien agregó que desde el comienzo él ha dicho que el proceso de paz colombiano “debe ser un proceso serio, un proceso digno, un proceso realista, un proceso eficaz. Esos mismos criterios los hemos aplicado al cese al fuego bilateral y definitivo y a la dejación de armas”, dijo el Mandatario.

Igualmente, una vez más, el Mandatario refirió el tema del cese al fuego bilateral y aclaró que el Gobierno solo entraría en un cese si era un cese “serio”, es decir, entre otras cosas, “un cese definitivo y un cese con un aparato de verificación que dé confianza al Gobierno y a las mismas Farc, pero, sobre todo, a los colombianos”.

“Hemos cumplido. La verificación, como ya dije, estará a cargo de una Misión Especial de la Naciones Unidas, que estará compuesta por observadores no armados que van a provenir de los países miembros de la Celac, es decir, de los países de América Latina y el Caribe”, precisó.o

De otro lado, sobre la verificación, el Presidente puntualizó elementos que se deben tener presentes, ya que es un mecanismo compuesto por tres partes: las dos involucradas en el conflicto y quien realice la verificación.

“Una cosa es estar bajo la observación del Consejo de Seguridad como un país en problemas o un Estado fallido, y otra muy distinta es acudir al Consejo para pedirle que contribuya a la solución de un conflicto de más de medio siglo que nosotros mismos estamos resolviendo”, puntualizó.

A su vez, Santos fue puntual al referir el otro aspecto que involucra el cese al fuego bilateral y el posterior fin del conflicto: la dejación de armas. El Mandatario afirmó este tema como esencial si se quiere dar por terminado este conflicto.

“La dejación de armas por parte de las Farc, con todas las garantías –y esta es la garantía mayor– es una condición necesaria para la paz, ya que sin dejación de armas no hay fin del conflicto”, ratificó.

En relación con esto, en días pasados el jefe del Equipo Negociador del Gobierno, Humberto de la Calle, puntualizó que el hecho de que se establezca un cese al fuego entre ambos bandos, no quiere decir que la Fuerza pública va a abandonar a la comunidad o que van a entrar en “parálisis”.

“El Ejército y la Policía seguirán defendiendo a los colombianos garantizando su vida, su honra, sus bienes, en todo el territorio nacional justamente porque hay factores de perturbación del orden público que continuarán vigentes seguramente en ese momento”, afirmó De la Calle.

De la Calle afirmó que cuando se aplique el cese al fuego, los términos se establecerán para las Farc, pues la Fuerza pública deberá seguir velando por la custodia de las personas y deberá avanzar en su lucha contra las bandas criminales y otros agendes del conflicto armado.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario