Santos exige a las Farc que den una fecha para el desarme

El pasado 23 de marzo, en La Habana, el Gobierno declaró que grandes diferencias habían impedido que se lograra la firma de un acuerdo final de paz.

El presidente, Juan Manuel Santos, le pidió este lunes a las Farc, a manera que exigencia, que establezcan una fecha fija y precisa para que termine su proceso de desarme, que el fue el tema primordial que impidió que el pasado 23 de marzo de firmara un acuerdo importante en La Habana.

Asimismo, afirmó que “exige que las Farc” hayan dejado las armas y “dado el paso hacia la legalidad, para poder hacer política y circular por el territorio nacional”.

“Como lo he dicho desde el primer día, el vínculo entre política y armas debe acabarse para siempre en Colombia”, por ningún motivo la fecha para la dejación de armas puede quedar abierta”, remarcó.

Igualmente, Santos destacó la necesidad de que los colombianos sean favorecidos con seguridad luego de que el Gobierno y las Farc acuerden el proceso de dejación de armas.

“El Gobierno no puede permitir que ningún colombiano -en cualquier zona que se acuerde para la dejación de armas- quede desprotegido”, destacó Santos como tercera razón para no haber firmado la paz el pasado 23 de marzo.

Por todo ello, el jefe de Estado concluyó que ni los colombianos ni el Gobierno aceptarán “un acuerdo que signifique algo diferente”. Además, el mandatario dijo que si se quiere llegar a una “paz estable y duradera” es necesario “seguir con el pulso firme, el rumbo fijo y obrando con total responsabilidad”.

El pasado 23 de marzo, en La Habana, el Gobierno declaró que grandes diferencias habían impedido que se lograra la firma de un acuerdo final de paz, tal y como lo había sugerido el presidente Santos en el mes de septiembre al advertir que la paz debía llegar para Colombia al término de 180 días.

Acerca de Andrés Felipe Bustamante Restrepo

Andrés Felipe Bustamante Restrepo
Comunicador social - educador. Dios, familia, amigos. Interesado en el proceso de paz, en los deportes y en vivir en armonía. Poco comunicador, muy periodista. Me gusta saber sobre la historia de la Colombia violenta, no por apología, más por entender el porqué de todo este complot violento en el que vivimos inmersos los colombianos del común. Creo en lo que se hace bien, como diría un maestro: “no se mate haciendo las cosas, hágalas bien”. No hay que morir en el intento, hay que hacerlo.

Deja un comentario