Víctimas del conflicto en Bolívar y Atlántico recibieron becas del Gobierno

En los últimos dos años, cuatro mil víctimas del conflicto se han beneficiado de los créditos condonables del Ministerio de Educación.

Educación_Estudiantes_Graduados
Foto: ARCHIVO.

Gracias al programa Educar para Reparar, del Ministerio de Educación, varias personas víctimas del conflicto armado de Atlántico y Bolívar recibieron, en Cartagena, becas para que puedan realizar sus estudios superiores en programas técnicos, tecnológicos o universitarios.

Así las cosas, desde junio de 2013 hasta la fecha, mediante las cinco convocatorias que ha realizado la cartera educativa, se han entregado cuatro mil 72 créditos condonables y subsidios de sostenimiento a estudiantes de 29 departamentos del país, de 125 instituciones de educación superior.

Dina Marcela Gamarra, estudiante de 22 años de Administración Financiera en la Universidad de Cartagena, explicó que, para ella, la educación es la salida a todos los problemas del país. “A mí los violentos me desplazaron y me cambiaron la vida, fueron días muy difíciles, pero sé que vienen tiempos mejores porque la educación me abrirá grandes caminos”, dijo Gamarra.

Por otra parte, el presidente del Icetex, Andrés Vásquez Plazas, mencionó que en Colombia hay “más de siete millones de personas afectadas por el conflicto, y de ellas cerca de un millón 200 mil son potenciales beneficiarias de programas de educación superior”. Agregó que, en el caso de los 86 beneficiarios de Bolívar, se destinarán dos mil 271 millones de pesos para becas totalmente condonables.

“Colombia transita hacia el tiempo de la paz pero para lograrlo debe haber, además de verdad y justicia, reparación. Y es ahí donde entra la educación. Estoy convencido de que la educación es un gran generador de equidad que nos permitirá reducir la brecha histórica de desigualdad, origen de violencia”, concluyó el funcionario.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario