Semana Santa para no católicos, una celebración desde todas sus cosmovisiones

La Semana Santa para los católicos y algunos grupos cristianos, resulta ser una fecha normal para la mayor parte de la población mundial.

Musulmanes_Judíos_Adoración
Imágenes: CORTESÍA.

Colombia, un país laico según su Carta Magna, ha adoptado la mayoría de celebraciones cristianas en su cotidianidad, como lo demuestra el hecho de que el 80% de los días festivos nacionales obedezcan a alguna celebración de la Iglesia Católica.

Aunque representan una minoría, otras religiones aprovechan esta semana para otro tipo de actividades, de índole tanto religioso como civil.

Se hace referencia a grupos religiosos no cristianos que, por ende, no siguen ni adoran a Cristo. ¿Cuál es su visión de la celebración más importante del mundo cristiano? ¿Qué significado tiene la Semana Santa para ellos?

Semana Santa, desde la perspectiva no cristiana

En Colombia, cerca del 93% de la población afirma ser cristiana. Sin embargo, en el ámbito mundial, el Cristianismo es sólo una de las mayorías religiosas, distinción que comparte con el Islam y el Budismo (teniendo en cuenta que éste último es una doctrina filosófica y religiosa no teísta).

Por ejemplo, para los países cuya religión oficial es el Islam (que tiene 1.200 millones de fieles alrededor del mundo) esta semana no es festiva, sino que, como cualquier otra del año, es laboral.

Haseen Khan, pakistaní de nacimiento y expresidente de la Asociación Centro Cultural Islámica, explicó que los musulmanes que viven en países árabes estudian y trabajan normalmente durante estas fechas, mientras que las minorías cristianas en dichas naciones sí descansan y tienen libertad de celebrar sus festividades.

¿Y por qué no celebran los musulmanes la Semana Santa? “Consideramos a Jesús como uno de nuestros profetas, al igual que Moisés, Abrahán o Ismael. Lo tenemos en un pedestal muy alto y le damos respeto, pero no lo consideramos hijo de Dios. Por consiguiente, no celebramos la Semana Santa”, dijo Khan.

Asimismo, indicó que en su país natal las minorías reconocidas por el gobierno pueden llevar su culto libremente, sin ser perseguidos o mal vistos. Cabe aclarar que lo que hoy en día es Pakistán fue un territorio colonial británico hasta 1947, por lo que la cantidad de cristianos en dicho país es considerablemente alta en comparación a otros de Medio Oriente.

El judaísmo es, también, otra religión que, aunque reconoce a Jesús como un profeta, no lo entiende como el Mesías, y por lo tanto, tampoco celebra su pasión y muerte.

“La Biblia maneja un calendario lunar, no solar, por lo que los judíos seguimos un calendario diferente. Jesucristo era judío, y lógicamente, no conmemoraba ninguna celebración cristiana“, afirmó Baruc Pérez, miembro de la comunidad de judíos sefardíes de Bogotá.

Pérez explicó que, según las escrituras cristianas, “Jesús celebraba la Pascua“, tiempo que conmemora la salida del pueblo de Israel de la esclavitud en Egipto y que todavía celebran los judíos en todo el mundo.

Para este año, la Pascua, de acuerdo con el calendario judío, será en el mes de abril, lo cual evidencia que esta fiesta y la muerte de Jesús no coinciden calendariamente todos los años.

Igualmente, hay corrientes religiosas que ni siquiera entienden a Jesús como una deidad o profeta. 

Por otra parte, Jay Sri Govinda Devi Dasi, cuyo nombre civil es Sara García, pertenece a la comunidad Hare Krishna de Medellín, y señaló que la Semana Santa no representa una ocasión especial para su grupo religioso.

“Nosotros tenemos mucho respeto por todas las tradiciones místicas e intentamos incluirlas en lo que hacemos. Jesucristo fue un maestro, y vino al mundo a instaurar una forma de amar muy acertada. Por ende, lo aceptamos”, dijo Devi Dasi.

¿Cómo será esta semana para ellos? “Por lo general, nosotros no hacemos nada especial durante Semana Santa. Lo que sí haremos es celebrar la encarnación de una de las formas de Krishna, durante el eclipse lunar, que coincide con esta fecha”, precisó.

Al igual que este grupo, doctrinas tan afianzadas y expandidas internacionalmente como el budismo, el hinduismo o el taoísmo no tendrán ninguna celebración especial durante esta semana, pues, aunque parezca extraño para la mayoría de colombianos, muchos de sus adeptos y seguidores ni siquiera conocen quién es Jesús.

Perspectiva cristiana, pero no católica

Del total de cristianos en Colombia, cerca de un 89% es católico. No obstante, el 10,8% es protestante, es decir, pertenece a una confesión religiosa cristiana que no reconoce al Papa como su autoridad en la tierra y, por lo general, mantiene parámetros doctrinales diferentes y distanciados al catolicismo.

Según Naomi Batres, trabajadora de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, cuyos adeptos son comúnmente conocidos como mormones, ellos creen en Jesucristo, pero no participan de las actividades católicas para esta fecha, aunque tampoco tienen prohibido hacerlo. 

Por lo general, no hay ningún culto extraordinario y los miembros de la iglesia dedican la semana “a hablar del Evangelio y de otras preocupaciones en familia”, explicó.

De otro lado, los más de ocho millones de Testigos de Jehová en todo el mundo conmemoran la muerte de Jesucristo a través de una celebración en la que replican lo sucedido la noche antes de que éste muriera, cuando según la Biblia instauró la “Cena del Señor”.

“La Conmemoración incluirá una conferencia que explicará por qué la muerte de Jesús, que ocurrió hace casi dos mil años, es importante para nosotros y qué esperanza nos da para el futuro. Nos gustaría que la mayor cantidad de personas posible se beneficiara de la información espiritual que se presentará en esta ceremonia”, indicó David A. Semonian, portavoz de la central mundial de dicha organización.

Así pues, la Semana Santa, además de ser una fecha de importancia religiosa para muchas personas en el planeta, es una ocasión para reflexionar en un hecho así mismo muy importante: incluso en sus formas de ver a Dios, los seres humanos son inmensamente plurales.

Acerca de David Esteban Álvarez Ortiz

David Esteban Álvarez Ortiz
Soy periodista, locutor e historiador en formación. Aficionado a la cocina, al cine, al fútbol y al baile, creyente de la educación como motor de cambio. Redactor de economía y derechos humanos.

Deja un comentario